Bronca y acuerdo por el paso subterráneo de Villarrubia

Vecinos de Villarrubia, durante su protesta en el Pleno. | MADERO CUBERO
Vecinos y oposición protagonizan un tenso debate en el Pleno, en el que se desalojó a tres personas, para alcanzar el consenso al final y dejar a todos contentos

Fue el momento más tenso del Pleno de ayer. Se discutía la moción sobre el paso subterráneo en las vías del AVE de Villarrubia cuando pasó de todo. De la bronca inicial, se acabó en el acuerdo, el consenso y hasta en los aplausos. Incluso el presidente del Pleno, Luis Martín, ordenó desalojar, de forma individual, a tres vecinos. Martín pidió a la Policía Local que identificara a uno que le había dicho “mientes más que hablas” a la concejala de Infraestructuras Laura Ruiz. Pero al final, y pese la tensión, la moción se cerró con aplausos y con la unanimidad de todos los grupos municipales.

Pese a la bronca inicial, el Pleno acabo decidiendo instar a ADIF a que ejecute el proyecto que la Gerencia Municipal de Urbanismo le trasladó en el año 2010. Además, el PP acabó asumiendo el punto sobre el que se centró la mayor parte de la bronca con los vecinos y con la oposición: que el Ayuntamiento no va a recepcionar el paso subterráneo sin que el ADIF lo arregle tal y como piden los residentes en Villarrubia. Después de que los populares asumieran este punto, llegó la paz.

Antes, tres vecinos fueron desalojados de forma individual y pero consecutiva. En el Pleno se aplica rigurosamente el artículo 51 del reglamento que prohibe hacer cualquier tipo de manifestación de aprobación o desaprobación. Y los vecinos aplaudieron y abuchearon a partes iguales. Muchos de los gestos de desaprobación se dirigieron en principio a la bancada del equipo de gobierno. Dos de sus concejales, Laura Ruiz y Ricardo Rojas, acabaron hablando con los vecinos y felicitándose incluso por el acuerdo alcanzado después de que se aprobara la moción por unanimidad con la que de momento están todos contentos.

No fue la única protesta del Pleno. Al salón también acudieron los trabajadores de la empresa municipal de residuos de Córdoba Sadeco, en protesta por el nuevo plan de empresa, que mostraron carteles de rechazo en silencio.

Etiquetas
stats