¿Botellón? ¿Qué botellón?

Jovenes haciendo botellón el Balcón del Guadalquivir el miércoles de feria FOTO: MADERO CUBERO
La concejal Amelia Caracuel es preguntada varias veces por el macrobotellón del miércoles de Feria y rehusa contestar y menos usar la palabra “botellón”

“No sé de qué me está hablando”. Así contesto, tras ser preguntada por qué le parecía el botellón en la Feria, la concejal de Tradiciones Populares Amelia Caracuel, que en ningún momento pronunció la palabra mágica: botellón. Al contrario, habló de “concentraciones en la Feria” e incluso llegó a negar que se produjeran “concentraciones dentro de la Feria”. Es decir, si hubo concentraciones, que Caracuel no lo asegura, fue fuera del recinto ferial, y por tanto nada tenía que decir u opinar sobre ello.

En 2010, cuando se inauguró el botellón en el Balcón del Guadalquivir y el anterior gobierno municipal inventó el eufemismo de llamarlo concentración juvenil, el PP fue muy beligerante y llegó a decir que cuando gobernara lo erradicaría de las inmediaciones del ferial.

Caracuel volvió a ser preguntada sobre qué pensaba de que se produjeran esos botellones o concentaciones juveniles fuera del recinto ferial, aunque estuvieran en el Balcón del Guadalquivir. Entonces, la concejal volvió a asegurar que no sabía de lo que los periodistas estaban hablando. Y concluyó entonces la rueda de prensa.

Botellones o concentraciones juveniles ha habido durante todos los días de feria. El miércoles, la propia Policía Local llegó a hablar de 10.000 personas bebiendo en el Balcón del Guadalquivir. Además, destacó la ausencia total de incidentes pese a la enorme masa juvenil que se concentró el miércoles.

Los que sí han expresado su malestar con el botellón han sido los caseteros, que han asegurado que muchos jóvenes ni siquiera entraban en la Feria después del botellón. Caracuel abordará este asunto con ellos en próximas reuniones.

Etiquetas
stats