El bosque entra en la planta infantil de Los Morales

Inauguración de la segunda fase del proyecto pictórico ‘Colores para alegrarte' | MADERO CUBERO
La segunda fase del proyecto pictórico ‘Colores para alegrarte’ transforma la USMIJ del Hospital en Sierra Morena

Encontrar un lince o un lobo ibérico paseando por Sierra Morena puede ser una misión imposible. Ambos son dos los animales más esquivos que pueblan los montes cordobeses. También lo son en el hospital Los Morales, donde viven en la quinta planta, pintados en algunas de las paredes de la quinta planta del centro, que acoge la Unidad de Salud Mental Infantil y Juvenil (USMIJ).

El mural sigue la estela del que hizo en el Hospital Reina Sofía la artista cordobesa Carmen López Rey. De hecho, ella misma, junto a otros 60 voluntarios, ha vuelto a coger los pinceles para llevar a cabo esta obra. Esta vez, el protagonista es el felino Lince. “Como ocurre en la realidad, ni a él ni a los lobos se les va a ver con facilidad. hemos intentado ser lo más cercanos a la realidad posible tanto en el dibujo de os animales como en el de las plantas”, explicaba la artistas este miércoles, en la inauguración de la segunda fase de proyecto Colores para alegrarte

López Rey y su equipo han trabajado intensamente durante un mes en un centenar de murales que se reparten por paredes, techos e incluso suelos (en algunas zonas), es decir, se trata de una decoración que busca envolver a los visitantes. Entre los diseñadores del proyecto figuran, además de Carmen López, María Díaz Rodríguez y Miguel Ángel Leiva (que ha diseñado la mascota Lince y toda la fauna) y en el apartado de colaboraciones destacan Titanlux y la Asociación Córdoba Actúa. Se han empleado más de cien kilos de pintura de todos los colores.

El mono Lolo, conocido por los niños en el Infantil como la mascota que les guía durante su recorrido por el Planeta Tierra en el Hospital Infantil de Reina Sofía, acompaña en Los Morales a Lince. Ambos viajan en un todoterreno para presentar a los más pequeños la flora y la fauna más característica de la zona.

Así, y siguiendo una línea muy didáctica, los pequeños pueden identificar tres tipos de árboles (pino piñonero, algarrobo y encina), quince plantas distintas (amapolas, jaras, acantos, lirios, jacintos, níscalos, setas, etc.) y hasta quince especies de animales diferentes (linces, ciervos, zorros, lobos, cabras, conejos, jabalíes y numerosas aves como águilas, garzas, patos, cigüeñas y búhos). Además, cada dibujo lleva una señalización de madera que imita la que se coloca en los bosques con el nombre científico y común de cada especie y se acompaña de códigos QR que llevan a un enlace en el que niños y adolescentes pueden encontrar información sobre dicha planta, árbol o animal.

Inauguración

Los delegados territoriales de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, así como de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Mª Ángeles Luna y Francisco de Paula, respectivamente, han asistido hoy a la inauguración de este proyecto, que también ha contado con participación de responsables sanitarios, profesionales de Salud Mental y voluntarios que han participado en la iniciativa.

Luna ha destacado que lo que se presenta “es una maravillosa idea que deseamos elogiar y dar a conocer al resto de la sociedad para poner en valor el trabajo de este gran equipo”. En este sentido, la delegada ha señalado que “no sólo por la idea y por la calidad, sino también por la adaptación y enfoque del mismo, porque muchas veces lo más cercano es lo que menos apreciamos”. Por todo ello, Luna ha puesto en valor que “este viaje maravilloso ha sido posible gracias a la generosidad, al cariño y al esfuerzo de Carmen y de todos los voluntarios que han regalado su tiempo y capacidad a la sanidad cordobesa”.

Por su parte, Francisco de Paula Algar, ha agradecido la iniciativa del grupo de voluntarios de escoger la temática del lince ibérico, ya que “de esta manera se hace partícipe a la ciudadanía y se da a conocer el patrimonio natural que tenemos en la provincia de Córdoba. Los proyectos de iniciativas populares son las que promueven el conocimiento y la conservación de esta especie”. También ha destacado que, este año, el proyecto Life+Iberlince recibió el Premio de los Ciudadanos Europeos de la Red Natura 2000, un reconocimiento por parte de la ciudadanía que pone de manifiesto la excelente labor desarrollada dentro del proyecto y el apoyo social directo recibido. Además ha recordado que todas estas acciones han hecho posible que en mayo de 2015 fuese reclasificada esta especie de “en peligro crítico” a “en peligro” por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Carmen López apunta que “para mí este proyecto ha supuesto una satisfacción enorme y me reconforta pensar que pueda beneficiar a niños y adolescentes con problemas de Salud Mental. Si ya consideramos importante la decoración en el Hospital Infantil por la alegría que aporta a los pacientes, aquí creo que lo es mucho más”.

Además, la artista pontana asegura que se siente “muy orgullosa de la respuesta de los voluntarios, que han estado siempre al pie del cañón. Muchos ya se habían sumado el año pasado y ahora han repetido. Me gustaría destacar de manera especial la labor de María Jesús de Luque Escribano, que ha estado desde el primer día hasta el último y que me ha ayudado incluso en la dirección del proyecto”.

Etiquetas
stats