Bendicen a los apóstoles durmientes del Huerto

Bendición de los Apóstoles Durmientes del Huerto | ÁLEX GALLEGOS

La hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto estrenará el próximo Domingo de Ramos en el paso de su titular tres imágenes de apóstoles durmientes: San Juan, San Pedro y Santiago, que fueron bendecidas a mediodía de este domingo en la parroquia de San Francisco y San Eulogio al comienzo de la Fiesta de Regla de la cofradía.

Fue el consiliario de la corporación y párroco de San Francisco, Joaquín Alberto Nieva, el encargado de bendecir las nuevas imágenes, que han sido talladas por el imaginero de Puente Genil Jesús Gálvez Palos, y que tiene en ellas sus primeras obras para Córdoba capital. Las imágenes ocuparán la parte delantera del paso de misterio, en el caso de San Juan, y la trasera San Pedro y Santiago. Y de hecho fue así como los presentó la hermandad para su bendición delante del presbiterio de la parroquia y en torno al Señor de la Oración en el Huerto y de la imagen del ángel sobre una base rocosa y vegetal e iluminados por cuatro faroles.

La imagen de San Juan mide 1,67 y aparece tendida a la izquierda del ángel con la cabeza apoyada sobre el brazo derecho, que va flexionado. Tiene melena larga que apoya sobre la peana del Señor pues va justo delante de sus rodillas. Es de policromía suave, y lleva perilla y bigote. Va calzado con sandalias de cuero y vestido con túnica verde de sarga y mantolín burdeos de terciopelo y un fajín en tonos ocres.

San Pedro irá sobre el paso en la parte de atrás a la izquierda si se mira de frente. Es una talla de 1,86, robusto, de rasgos más marcados y más trabajadas las manos, más marcado de venas, pero sin perder de vista “la idiosincrasia del Cristo, que vaya en armonía con el Señor”, explicó a EL CIRINEO su autor. San Pedro va tumbado con la  mano izquierda casi extendida, un poco flexionada y la pierna derecha monta sobre la izquierda que la lleva flexionada también. Su barba es muy poblada y canosa, y tiene entradas en el cabello, que es tupido. En cuanto a policromía, es el más moreno de los tres apóstoles. Irá vestido de terciopleo con túnica morada y mantolín dorado y un cinturón de esparto con correas de cuero.

Por su parte, Santiago mide 1,81 y es el único de los tres apóstoles que aparece sentado sobre una roca, echado sobre el olivo, y el pie izquierdo también apoyado en una piedra. Su pierna derecha va extendida y sobre ella reposa el brazo derecho. Lleva la mejilla apoyada en la mano izquierda, cuyo codo se apoya también en la pierna izquierda, que aparece flexionada. De piel más suave que los otros apóstoles, su color de pelo es más grisáceo y es el único que va descalzo. Va vestido con túnica blanca de sarga y mantolín azul de terciopelo y ceñida la cintura con fajín en tonos azules y grecas rojas. Los autores de las vestiduras de los tres apóstoles son Ana Fuentes y Rafael Carmona.

Según explicó Manuel López, hermano mayor del Huerto, “elegimos a Jesús Gálvez porque hace un buen trabajo”. El imaginero, por su parte, que cuenta con diez años de trayectoria profesional, señaló a este periódico que está “muy satisfecho” con el resultado de las imágenes que ha realizado y que son su carta de presentación en Córdoba. Los tres apóstoles durmientes han sido sufragados por donativos de más de 60 personas de la cofradía del Huerto, tanto a nivel particular como por familias que se han unido para costearlas.

Etiquetas
stats