El Ayuntamiento rescinde el alquiler que pagaba por un local que nunca usó

Un edificio del barrio del Guadalquivir.

La Junta de Gobierno Local decidió, en su reunión de este viernes, poner punto y final a una de las historias más rocambolescas del Ayuntamiento. Así, se decidió rescindir el alquiler que el Consistorio estaba pagando, a razón de 5.000 euros al mes, por un local en el barrio del Guadalquivir que nunca se ha llegado a usar. El inmueble se alquiló en agosto del año 2009 y el contrato firmado concluía en el 2019.

Mes a mes, el Ayuntamiento abonaba el pago de un alquiler disparatado. El local había sido ocupado por una cadena de supermercados. En el año 2009, cuando se decidió reformar la Normal de Magisterio, los vecinos y las asociaciones necesitaban un lugar donde reunirse. Así, se decidió buscar un local para reubicarlos.

El local que hace esquina entre las calles Libertador Hidalgo Costilla y Libertador Juan Rafael Moral había estado ocupado por un supermercado que cerró. En su lugar, los vecinos de la zona temían la instalación de otro tipo de local. El Consistorio decidió alquilar a Injupisa. Al firmar el arrendamiento, descubrió que costaba 5.000 euros al mes, se topó con la crisis económica y se quedó sin dinero para reformarlo y que pudiera ser ocupado por los vecinos.

El contrato firmado tenía unas cláusulas tan leoninas que era mejor seguir pagando que rescindirlo. El contrato se firmó por diez años con la posibilidad de prorrogarlo otros dos más. En caso de que el Ayuntamiento decidiera unilateralmente su rescisión, tenía que pagar de golpe una indemnización equivalente a cuatro años de alquiler. Así, la Unidad de Contratación del Ayuntamiento calculó el tiempo para la rescisión del mismo, que acaba de llegar.

El alquiler se firmó en el mandato 2007-2011, justo después de la dimisión de la alcaldesa Rosa Aguilar. Se gestó desde el área de Ferias y Festejos.

En el nuevo mandato, el equipo de gobierno ha intentado darle un uso al local. Sin embargo, la inversión necesaria para su reforma es tan cara que ningún área municipal lo ha querido. Por eso se ha optado por resolver ya de manera definitiva su situación. El local, curiosamente, se ubica pared con pared con la sede de la Fundación Guadalquivir.

Etiquetas
stats