El Ayuntamiento renueva los 'contratos éticos' con los asentamientos de inmigrantes

Asentamiento en una imagen de archivo | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de Córdoba acaba de renovar los 'contratos éticos' que estableció el año pasado con los asentamientos de inmigrantes, con quienes ha trabajado desde el área de Servicios Sociales y la empresa municipal de limpieza Sadeco con el compromiso, a cambio, de los propios inmigrantes para mantener en condiciones adecuadas estos espacios y seguir las pautas de los técnicos municipales.

Según ha podido saber este medio, esta misma semana los 'contratos éticos' han sido suscritos por el Ayuntamiento y representantes de los asentamientos del Cordel de Écija y Camino de Carbonell, con quienes ya se desarrollaron estos compromisos en el último año y, en los próximos días, se hará lo mismo con otros asentamientos ubicados en la capital cordobesa. Desde Servicios Sociales califican como “positivo” el balance de estas medidas desarrolladas durante el último año, y explican que los inmigrantes “han cumplido todos los acuerdos” que se establecieron con ellos en estos contratos.

De un lado, el Ayuntamiento se compromete a retirar los residuos y basura del entorno de las viviendas, a colocar contenedores o cubas cerca de la ubicación del asentamiento y a acercar hasta allí el suministro de agua para facilitarles el acceso a un bien necesario para mantener unas mínimas condiciones higiénico-sanitarias. Por contra, los inmigrantes que han suscrito estos acuerdos se comprometen a “no acumular restos de basura y chatarra en el entorno del asentamiento, retirar la basura orgánica a diario y depositarla en el contenedor más cercano, mantener y mejorar el entorno del asentamiento y aceptar las cuestiones que se les planteen desde el área de Servicios Sociales para mejorar sus situación familiar”, según reza el documento suscrito.

Y es que en estos 'contratos éticos' se establece la figura de un observador, un trabajador de los Servicios Sociales municipales que intermedia entre la administración y los inmigrantes para el cumplimiento de los compromisos de ambas partes. Este mediador, perteneciente a la Unidad de Calle de los servicios del Ayuntamiento, es quien realiza una valoración de los recursos necesarios en cada asentamiento, así como un seguimiento del desarrollo de las acciones que los inmigrantes deben seguir y de las pautas familiares que deben acatar, como es la escolarización de los niños para evitar la mendicidad de estos, entre otras cuestiones.

Estas medidas establecidas hace un año por el gobierno municipal persiguen intervenir en los asentamientos contando con la población que vive en ellos e implicándola en el objetivo de mejorar sus condiciones de vida en estos espacios. Con ello, la Policía Local ha dejado de liderar las actuaciones sobre esta población, siendo ahora los Servicios Sociales los encargados de coordinar las acciones para la mejora de las condiciones de vida en los asentamientos.

Etiquetas
stats