El Ayuntamiento se reafirma frente a las VTC: “No se va a permitir su paso por zona Acire”

Un taxi circula por la Puerta del Puente | MADERO CUBERO

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Córdoba, Andrés Pino, ha reafirmado el compromiso del consistorio con el sector del taxi frente a las VTC, y el blindaje del carril bus, las paradas de taxi y las zonas de circulación restringida (Acire) como de uso exclusivo para los taxistas y vetado a las VTC, tanto si trabajan para Uber como si no lo hacen.

En declaraciones a CORDÓPOLIS, Pino ha asegurado que “no va a cambiar la ordenanza” que impide el tránsito de los vehículos de alquiler con conductor (VTC), y que comparten otras ciudades, entre ellas Sevilla -donde también opera Uber- y Granada -donde se anunció su implantación hace más de un mes, pero está atascada por cuestiones de este tipo-. “Y en eso nos seguimos manteniendo. El Ayuntamiento de Córdoba seguro y yo creo que los demás también”, defiende el concejal.

Es una tónica habitual desde la llegada de Uber: Sus conductores no pueden recoger a pasajeros en zonas como el Alcázar Viejo, la calle Alfaros, las Tendillas, la Puerta del Puente o la Mezquita-Catedral, por lo que les piden a éstos que se muevan hasta la zona no restringida. Esta cuestión ya quedó reflejada en un informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), un organismo público independiente del Gobierno, y que concluyó que en Córdoba los taxistas cuentan con “ventajas” en la circulación en la ciudad frente a los vehículos de alquiler con conductor (VTC)

A este respecto, Pino ha restado importancia al documento, y ha aclarado que “el CNMC tiene únicamente carácter consultivo y sus resoluciones no obligan a nada”. De hecho, ha remarcao que en la ciudad ya existían VTC antes de la llegada de Uber y éstas tampoco podían hacer uso de estos carriles ni tenía permitida la entrada a estas zonas.

“Las VTC solicitan entrar a estas zonas cuando puntualmente tienen que acceder a algún sitio, pero no como una licencia perenne”, especifica el edil, que cree que el hecho de que, hasta la llegada de Uber, no se haya pedido cambios en la normativa responde a que “ahora quieren extender sus licencias”.

En este sentido, ha recordado que “el origen de la VTC no es para transporte urbano”. “Es para transporte interurbano. Pero por ese resquicio legal que hubo se les dieron tantas licencias y ahora quieren meterlas en el transporte urbano, y con ello lo que harían sería romper por completo el equilibrio de la oferta y la demanda en las ciudades. Más en un sector que está perfectamente regulado”, ha apostillado.

Por lo tanto, desde el Ayuntamiento se asegura que no habrá cambios y se mantendrá la ordenanza que impide el paso a zonas restringidas a las VTC propiedad de King Street Capital, el fondo de inversión que trabaja para Uber en Córdoba y Sevilla, entre otras ciudades.

Etiquetas
stats