El Ayuntamiento de Posadas atiende “en lo posible” a la mujer que ha denunciado a su marido

Manuela, junto con la Plataforma contra la violencia a las mujeres | MADERO CUBERO

El Ayuntamiento de la localidad de Posadas atiende “en lo posible” a la vecina del municipio, en trámites de divorcio, que ha denunciado a su marido, natural de Montilla, por supuestamente no dejarle ver a sus tres hijos menores de edad desde el día 25 de julio, pese a distintas peticiones y seis denuncias ante la Guardia Civil.

En declaraciones a Europa Press, la concejal de Servicios Sociales del Consistorio, Isabel María Osuna, ha manifestado que espera que “todo se solucione para bien”, porque “es una vecina del pueblo y no queremos que ocurra nada”, a lo que ha añadido que desde el área de Servicios Sociales “se hace lo posible por intentar solventar hasta donde se puede llegar con quien lo solicita”.

Así, ha comentado que desde el Centro de Información a la Mujer se le ha atendido en lo que “ella requiere”, que “mantiene un proceso de divorcio”, de ahí que haya declinado hacer más declaraciones, además de que “el caso está en vía judicial”, ha recordado. En concreto, las diligencias las instruye el juzgado de Posadas.

Al respecto, la madre y representantes de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres han advertido este miércoles de la situación de “desprotección” que viven ella, sus dos hijas de tres y dos años y un bebé de un año, todo ello ante “un acuerdo de visitas y régimen vacacional impuesto por el padre”, con el que “la madre no está de acuerdo”.

En este sentido, la madre ha pedido que “se celebre un juicio rápido para acabar con la situación de indefensión y angustia”, así como “poder defender los derechos de los tres niños, que siempre han estado con su madre y es quien los ha cuidado”. Además, la mujer ha hecho mención a “un compromiso de permanencia”, un escrito que propuso el marido tras algunos meses de convivencia y en el que se autodenomina como “macho alfa” y detalla distintas medidas.

Entre ellas se recogía que “no abandonará el hogar por un plazo de 24 horas; en caso contrario, para Posadas con lo puesto”; que “acatará las órdenes del macho alfa, y si no son coherentes lo denuncio y no pasada nada”, así como que “en caso de que me 'ponga loca' y haya terceras personas --niños/niñas--, serán índole exclusiva del macho alfa”.

En concreto, han detallado que “el marido se marchó de la casa el 25 de mayo dejándola sola con los menores y de una manera amistosa y forma verbal llegó a un acuerdo de visitas con ella sobre los menores, conllevando que no pernoctaran fuera de casa dada la edad de los niños, pero el padre rompió el acuerdo y se los llevó”.

Al hilo de ello, han comentado que “cuando se llevó a los niños el 25 de julio, el padre firmó un documento que expresaba que serían entregados a las 20,00 horas de ese día, pero la madre desde entonces no ha visto a sus hijos”. En este punto, han señalado que “aún no hay separación legal, ni convenio regulador, ni régimen de visitas estipuladas por un juez o proceso judicial”.

Ante ello, la madre ha interpuesto denuncias en Posadas, Montilla y Palma del Río y “la respuesta es que el padre tiene derecho a estar con sus hijos”, si bien el juez de Posadas ha abierto una investigación, según han expuesto desde el colectivo, que han agregado que “desde hace 15 días la mujer solo ha podido ver por videoconferencia a uno de sus hijos”.

Asimismo, han manifestado que esta situación es “un caso de víctima de violencia psicológica” y la mujer se encuentra “en desamparo”, de modo que “la única manera de luchar contra esta injusticia es hacerlo público a los medios de comunicación”, aunque han avanzado que seguirán con las denuncias pertinentes.

Etiquetas
stats