El Ayuntamiento podrá vender el subsuelo de las calles para párkings

FOTO: MADERO CUBERO
El consejo de la Gerencia de Urbanismo aprueba la innovación de un artículo del PGOU que impedía esta práctica

En el París de 1968 debajo de los adoquines estaba la playa. En la Córdoba del futuro, debajo de las calles, plazas, zonas verdes y parcelas de titularidad municipal podrá haber aparcamientos privados. El consejo rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) aprobó en su sesión de ayer una propuesta para innovar el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) con el objetivo de que se pueda vender el subsuelo a operadores privados que quieran construir plazas de aparcamiento.

La propuesta es sencilla. Hasta ahora, los aparcamientos subterráneos que se han construido en la ciudad (como el del Paseo de la Victoria) están arrendados a empresas concesionarias por un tiempo determinado (algunos de hasta 75 años). Pasado el plazo, la titularidad seguirá siendo del Ayuntamiento, que tendrá la opción de recuperarlo o seguir arrendándolo. Ahora, cualquier privado puede comprar el subsuelo de un espacio público determinado y construir un aparcamiento tanto para uso propio (será complicado) como comercial. Estos espacios públicos no sólo tienen que ser calles o plazas, sino que también podría ofertarse el solar de parcelas municipales (como el del antiguo Cine Andalucía) y el de zonas verdes.

Ahora mismo, la innovación del PGOU está superando sus primeros trámites. De momento, el consejo rector aprobó ayer inicialmente una propuesta que prevé la ley y que se contempla en otras ciudades, como Málaga o Cáceres. La justificación de esta propuesta está en la falta endémica de plazas de aparcamientos que sufre la ciudad desde hace décadas. El presidente de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Martín, se refirió a zonas concretas de Ciudad Jardín, Valdeolleros, Fátima, zonas del Sector Sur y Huerta de la Reina, donde se construyeron edificios que no previeron sótanos con plazas de aparcamiento, como ha ocurrido en las nuevas zonas de desarrollo de la ciudad.

La propuesta ha sido apoyada por los concejales del PP y el edil de UCOR que asistió al consejo de ayer para sustituir a Rafael Gómez, Juan Miguel Alburquerque. IU y PSOE han votado en contra.

La iniciativa prevé que a partir de 1,3 metros de profundidad el suelo pueda pertenecer a una persona distinta a la propietaria de la superficie. A partir de ese 1,3 metros de profundidad, los aparcamientos. Gran parte del subsuelo de Córdoba está repleto de restos arqueológicos. De hecho, los arqueólogos calculan que en algunos puntos de la ciudad los restos comienzan a volver otra vez la luz del día a partir de una excavación de un metro de profundidad.

REACCIÓN DEL PSOE

Esta mañana, el concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Córdoba Emilio Aumente ha criticado que el gobierno municipal “privatiza el subsuelo público”, de manera que “cualquier espacio, como plazas o viarios, será susceptible de acoger aparcamientos para su venta a un privado”. Aumente, en rueda de prensa junto a la también concejal socialista Inmaculada Durán, ha acusado al PP de “romper, con su mayoría absoluta, las reglas de juego de la ciudad” de Córdoba, que “no es patrimonio del PP ni del que ostente el poder en la Corporación”, sino “de todos”, por lo que cualquier modificación que se haga “exige negociación” y consenso.

A su juicio, las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) por el gobierno que preside alcalde, el popular José Antonio Nieto, “indican la forma de actuar del PP en materia urbanística en la ciudad de Córdoba”. Al hilo de ello ha manifestado que “el PP mañana decide hacer un aparcamiento en Las Tendillas, debajo de la plaza, y un privado se quedaría con esa explotación y vendería, pero de por vida, esos aparcamientos”.

Según ha señalado Aumente, “el PP, por tener mayoría absoluta, no puede imponer estas reglas del juego”, puesto que “a las generaciones futuras les va a afectar una privatización de este subsuelo”, ya que, “a partir de ahora”, van a poder ser “privados” aparcamientos construidos en suelo público, como los que en la actualidad se otorga su explotación -que no la propiedad- por concesión a una empresa por un número de años.

Frente a la privatización, como ha subrayado, el PSOE “ha dado alternativas” en el consejo rector ante el hecho de que “el PP no ha negociado absolutamente nada”. Así, ha explicado Aumente que los socialistas propusieron al presidente de la GMU, Luis Martín, “parar la innovación” relativa al subsuelo y redactar “un nuevo plan de aparcamientos donde queden reflejados los espacios concretos en que se pueden construir, para, en su caso, modificar puntualmente esas zonas para acometer esas posibles ventas”.

“Porque no puede abrir la ciudad entera a la posibilidad de que todo el espacio público se pueda convertir en cualquier momento en un aparcamiento privado, cuando todavía no sabemos en qué lugares se van a hacer”, según ha criticado el edil socialista.

Etiquetas
stats