El Ayuntamiento inicia el proceso para 'legalizar' El Arcángel tras 22 años en el limbo jurídico

Vista aérea de El Arcángel | TONI BLANCO

El Ayuntamiento de Córdoba ha aprobado este lunes en la Junta de Gobierno Local el expediente de regularización jurídica del Estadio de El Arcángel y los suelos del Recinto Ferial tras descubrir varias irregularidades que hacen que, a día de hoy y tras 22 años, el Consistorio no tenga inscrito en el registro de la propiedad todas las obras y usos posibles del estadio desde 2004 y tampoco sea el dueño del Recinto Ferial, tras descubrir que le debe 5.609 euros a la empresa que se lo vendió en 1994.

Lo que se ha encontrado el equipo de Gobierno al estudiar la situación administrativa del Estadio de El Arcángel es tan kafkiano que hasta el propio alcalde, José María Bellido, ha tenido que explicar este lunes que lo que ha contado no era una inocentada. Bellido ha evitado cargar sobre los distintos gobiernos que han pasado por Capitulares en estos 22 años sin reparar en la situación del estadio, si bien ha reconocido que “este Ayuntamiento tiene muchas cosas que mejorar, porque no es normal que no haya saltado la alarma en 22 años”.

¿Cuál es la alarma? Pues, sin haber ilegalidad manifiesta, el regidor ha enumerado al menos cuatro cuestiones que demuestran que, a pesar de la creencia general, “quién está en precario en El Arcángel es el Ayuntamiento de Córdoba. Lo está porque se han descubierto cuatro cuestiones que bordean la alegalidad.

La primera es que todas las obras que se han hecho en El Arcángel desde el año 2004 no han sido inscritas en el registro de la propiedad, de manera que la descripción actual del estadio “no coincide con la realidad”. En segundo lugar, la descripción de uso actual del estadio solo comprende el uso deportivo, de manera que no contempla otros usos que hay en estos momentos en el edificio, como son el de oficinas y almacén.

La tercera es que, si se aspira a culminar la obra de tribuna y la construcción de un hotel que viene reflejada en el proyecto inicial -que además Bellido ha afirmado que es el que quiere cumplir-, habría que hacer una ampliación de la licencia, ya que se ha descubierto que la puesta en marcha de esta obra “excedería los terrenos” e invadiría el Recinto Ferial.

Pero es que, en cuarto lugar, se ha descubierto que la finca registrada del Recinto Ferial de El Arenal “no está a nombre del Ayuntamiento de Córdoba”, sino de la Ansa, herededra de la compañía a la que se expropiaron estos terrenos en 1994, por los que todavía se deben 5.609 euros (de un total de 105.000).

Todo este desbarajuste legal ha comenzado a desbrozarse con la aprobación del expediente. “Hoy, se da un paso firme para ordenar la situación del Ayuntamiento en el estadio y el recinto ferial, así como para iniciar la fase de regularización de las relaciones entre el Ayuntamiento y el Córdoba Club de Fútbol”, ha explicado el alcalde, que ha aclarado que el plan a seguir es el siguiente: pagar la deuda y hacerse con el Recinto Ferial, solicitar una nueva licencia de obra que permita legalmente escriturar todas las obras hechas desde 2004 y establecer una comunidad de propiedad horizontal ubicada en un complejo inmobiliario con uso deportivo, oficinas y almacén.

A partir de ahí, con el estadio y el recinto ferial a nombre del Ayuntamiento, tocaría replantear el uso del estadio y la situación del Córdoba. En este sentido, Bellido no esconde que aspira, por un lado, a que se terminen las obras y, por otro, a establecer una cesión demanial al equipo de fútbol. “A mí me gusta la concesión demanial. Es evidente que el Córdoba es el único club que hay con capacidad y necesidad de gestionar un estadio. Y lo bueno de esta fórmula es que, a la vez, cumple el régimen de concurrencia”, ha explicado el regidor, que ha aclarado que va a trabajar cualquier opción “con absoluta transparencia y principio de legalidad”.

Etiquetas
stats