El Ayuntamiento exige el pago del IBI para ceder Rey Heredia

.
El Consejo de Distrito se mostró "sorprendido" porque esta condición "no se había especificado hasta ahora" y ya avanza que la rechaza | El gobierno local acepta los dos años de cesión mínima y suaviza su exigencia de desalojo

Un pasito para adelante, un pasito para atrás. El debate para que se concrete la cesión del Rey Heredia al Consejo de Distrito Sur sigue encallado y, esta vez, no es por los años de cesión, por la falta de concreción del convenio o ni siquiera por la eterna exigencia del gobierno local del desalojo previo de los activistas, que ayer se suavizó. La nueva 'piedra' en el camino se desveló ayer en la reunión entre los vecinos y el representante del Ayuntamiento, Miguel Ángel Torrico: la obligatoriedad de los vecinos de abonar el IBI, si quieren que se concrete la cesión del inmueble.

El anuncio lo realizó el edil de Presidencia en la reunión celebrada ayer por la tarde en el centro cívico del Distrito Sur. El encuentro se había convocado, precisamente, para aclarar los puntos de la propuesta de convenio que el Ayuntamiento había remitido a finales de noviembre y del que los vecinos habían solicitado aclaraciones.

Uno de los puntos en duda de esa propuesta era la relativa a las obligaciones de los concesionarios de satisfacer todos los gastos y tributos municipales. "Lo del IBI es la primera vez que ha surgido en las conversaciones, pensábamos que la cláusula se refería a tasas o la necesidad de abonar los servicios municipales que se reclamasen. Nunca se ha mencionado el IBI", señaló el presidente del Consejo de Distrito Sur, Antonio de la Rosa, que ya ha avanzó que "lo vamos a rechazar en la respuesta que les demos a esta nueva propuesta".

Junto al IBI, el otro punto en el que sigue el desacuerdo es en el referido al desalojo de los activistas, pero la postura municipal ya no es tan drástica y, al menos ayer, se justificó en la necesidad de que los técnicos municipales evalúen el inmueble para elaborar un informe en el que se indique las condiciones en las que se cede el inmueble. En este sentido, De la Rosa señaló que los vecinos "plantearemos alternativas a ese desalojo, ya que, por ejemplo, pensamos que los técnicos pueden realizar su trabajo por zonas sin necesidad de desalojar a todos los usuarios".

Del lado de los acuerdos, el Consistorio ha aceptado y aclarado prácticamente todas las consultas y recomendaciones que le plantearon los vecinos en su respuesta al primer documento de cesión. De esta manera, se aceptan dos años como cesión mínima-se proponía uno-,  los informes de actividad tendrán carácter anual y no semestral, que se inscriba a nombre de la Casa de la Ciudadanía, y que los mecanismos de control son aquellos que establece tanto la normativa autonómica como municipal, ni más ni menos.

Pese a esto, la pelota, esta vez la del IBI, vuelve a estar atascada en el tejado y las conversaciones, de nuevo pospuestas hasta que respondan los vecinos y el Ayuntamiento evalúe. Y eso que, según lo manifestado ayer, en varios momentos de la reunión, la postura municipal es que "el tema hay que solucionarlo cuanto antes". Un pasito para adelante...

Etiquetas
stats