Aucorsa prevé que el sencillo pase a costar 1,30 euros

Viajeros accediendo a un vehículo de Aucorsa en Ciudad Jardín | MADERO CUBERO
La subida, de más del 8%, se justifica para fomentar el uso de las tarjetas de recarga, que subirán un céntimo por viaje, y agilizar el servicio | Ganemos propone una auditoría social de la empresa y pide que se amplíen los puntos de venta de las tarjetas

A partir del próximo año el precio del billete sencillo de Aucorsa podría incrementarse hasta los 1,30 euros, diez céntimos más que en la actualidad o, lo que es lo mismo, una subida superior al 8% con respecto a la tarifa de este año. Ésta es, al menos, la propuesta por parte de la dirección de la empresa, que la justifica, tal y como adelantó este medio, en la necesidad de popularizar el uso de las tarjetas de recarga y, de esta manera, agilizar el servicio y las frecuencias de la red de líneas de la empresa municipal. Junto a esto, también se prevé una subida del coste por viaje en estas tarjetas, que pasaría de los 0,71 euros actuales a los 0,72 que se proponen.

En el caso de que se concrete esta subida, el billete sencillo para el transporte público de Córdoba se situaría entre los más caros de Andalucía, al mismo nivel que las tarifas que actualmente tiene la EMT de Málaga y solo superado por Sevilla, con 1,45 euros por viaje. La propuesta ya está encima de la mesa del gobierno local y ayer fue transmitida por el gerente de la empresa, Juan Antonio Cebrián, a los miembros de Ganemos, cuyo voto es necesario para la aprobación de las ordenanzas fiscales y los nuevos precios públicos municipales.

Acerca de esta cuestión, la posición de Ganemos es que para qué debe hacerse una auditoría social para ver por qué es necesario el incremento de los precios de este servicio público. De la misma manera, este grupo municipal considera que, para que se popularice el uso de las tarjetas de recarga, la empresa tiene que tomar medidas y ampliar el número de puntos de venta, así como las opciones que se le prestan al ciudadano para recargar sus tarjetas.

Este último punto es, precisamente, uno de los caballos de batalla que tiene ahora mismo la empresa, ya que el actual pliego de condiciones que regula la venta de las tarjetas limita, y mucho, las opciones de venta de los títulos. A esto se añade la negativa de anteriores distribuidores, estancos en su mayoría, a retomar la venta de los antiguos bonobuses.

Etiquetas
stats