De atender a mayores a recibir peticiones de todo tipo: nace una nueva plataforma de ayuda en Córdoba

Voluntarios de la plataforma.

Cuando se cumple un mes del confinamiento, la Plataforma Solidarios de Voluntarios Cordobeses ha podido echar a andar con el objetivo de ayudar a un público mucho mayor que el pensado en su origen, el de las personas mayores. Las necesidades de la sociedad cordobesa son tales que colectivos como madres solteras con niños, ancianos o personas con movilidad reducida no dejan de precisar ayuda para cuestiones tan básicas como tirar la basura o hacer la compra. Por ello, la plataforma se ha reinventado nada más empezar para que nadie se sienta solo en esta lucha contra la pandemia del coronavirus.

Pedro José Montero es uno de los promotores de esta iniciativa de la que ya forman parte más de una treintena de personas que, previamente, han sido entrevistadas para conocer un poco más de ellas y saber qué les motiva a colaborar, todo ello para evitar la picaresca y tener la excusa para salir a la calle.

En un primer momento, esta iniciativa surgió dentro de una agrupación de Córdoba de Ciudadanos pero, al ver el cariz que iba tomando, sus promotores decidieron sacarla de la formación naranja para evitar cualquier tinte político. Tras esto, Montero y el resto de sus compañeros se entrevistaron con responsables del Ayuntamiento, quienes le hicieron hincapié en la necesidad de ayuda para aquellas personas mayores que, aunque con recursos económicos, sentían miedo a salir a la calle. Este fue su primer público objetivo que, pasados los días, ha ido aumentando.

Las líneas principales de ayuda de esta plataforma son sacar la basura, hacer la compra, comprar medicamentos y escuchar. La soledad es, paradójicamente, la única compañera de muchos cordobeses, por lo que esta asociación quiere aportar su granito de arena ofreciendo una mano amiga.

Con estas premisas, el boca a boca y la difusión en redes sociales ha hecho el resto y Montero ha recibido en su email multitud de solicitudes para ser voluntarios. Para los que ya están realizando esta labor se ha expedido un documento en el que constan su nombre y DNI y los datos personas de la persona a la que ayudan en el caso de ser interceptado por la Policía Local, aunque todas las administraciones les han manifestado que las tareas que realizan están permitidas. Además, para que la movilidad sea la menos posible, los voluntarios se han organizado por barrios y atienden a las personas más cercanas a su domicilio.

La seguridad de los voluntarios es otra cuestión primordial de la plataforma, que ha provisto a estas personas de todo un kit de productos mascarillas, gel y guantes, donados por una clínica dental, una fábrica, una peluquería y personas anónimas. Antes de que el voluntario ayude a la persona en cuestión, entre ellos se produce un cruce de llamadas y de comunicación para que la confianza “y el calor humano” sean la base de la ayuda, apunta Montero.

Además de personas individuales, otras entidades ya se han puesto en contacto con esta plataforma para solicitar ayuda, como es el comedor social de Los Trinitarios, el Banco de Alimentos Medina Azahara, la Fundación Rodat, Cáritas, la parroquia Nuestar Señora de la Asunción, la asociación Mujeres en Zona de Conflicto, la plataforma Covid19 y la entidad Córdoba Acagoe, entre otras.

Etiquetas
stats