ATA dice que hay “demasiada oferta de taxis y vehículos VTC” y poca demanda

Taxis cordobeses en el entorno de la Mezquita | MADERO CUBERO

El presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, cree que “hay demasiada oferta de taxis y vehículos VTC para tan poca demanda”, de manera que el problema es que “hay demasiados comensales para tan poca tarta”, por lo que cree que se deberán reducir el número de licencias de una y otra modalidad de transporte, con vistas a “cumplir la ley, que establece una ratio de 1/30, esto es, una licencia de VTC por cada 30 taxis”.

En una entrevista con Europa Press, Amor ha dicho que en el asunto del taxi “lo primero que hay que dejar claro es que cada administración debe aguantar su vela”, de forma que las competencias en materia de transporte están transferidas a las comunidades autónomas, y las comunidades deben velar por la vigilancia sobre VTC y taxis“.

Aunque ha valorado que el próximo 15 de septiembre vaya a haber nuevas reuniones para solventar el problema en Andalucía, ha lamentado que “desde que pasó lo de la Feria de Sevilla hasta lo ocurrido en la Feria de Málaga han pasado muchos meses sin que se haya dado una respuesta al taxi”.

Amor espera que el Gobierno central “convoque la Mesa del Taxi y busque soluciones al problema de las VTC, pues hay que cumplir la ley, que establece una proporción de 1/30 y eso se está saltando”.

A su juicio, ambas modalidades de transporte “pueden convivir”, pero considera que “el problema de fondo es que en este país hay muchos comensales para tan poca tarta”, de manera que “España es el país donde, sumando las licencias de taxis y VTC, hay más servicio público de viajeros por habitante”.

“Ha habido unos años donde los ayuntamientos y las comunidades autónomas se han dedicado a dar licencias de taxis, especialmente antes de la crisis, y ahora se han concedido muchas licencias de VTC”, ha aseverado Amor, quien ha reiterado que “el problema es que hay demasiada oferta, cada día más, para tan poca demanda”.

A su juicio, esto tiene varias soluciones, como que el Gobierno “vaya recuperando licencias de taxis, como hizo con las licencias para transportistas mayores de 60 años, para lo cual tendrá que plantear ayudas para recuperar esas licencias, y además que no se den nuevas licencias; y que se controlen y limiten las licencias de VTC, todo con vistas a cumplir el porcentaje de 1/30”.

“No se puede obligar a un servicio público como el taxi a cumplir ciertos requisitos y dejar que no se cumplan en el caso de otros como las VTC”, ha añadido Amor, quien lamenta que “alguien a nivel estatal no ha sacado el reglamento de la Ley en tiempo y forma”, que hubiera permitido evitar que tras la transposición de la directiva europea se solicitara tanta cantidad de licencias.

Amor, que recuerda que con la actual situación “ni están contentas las VTC y ni están contentos los taxis”, propone cumplir la ley y el porcentaje de 1/30, e insiste en que “para que haya 1/30 no se puede seguir concediendo VTC”.

También ha pedido que se controle el cumplimiento de la ley, que dice que una VTC debe centrar el 80 por ciento de su actividad en una comunidad y el resto es lo que puede variar de comunidad.

Para Amor, “el taxi además debe adaptarse a la nueva realidad y tiene mucho que mejorar”. Considera que “con voluntad se puede conseguir todo y es posible la solución”, pero insiste en que “el problema es que hay excesiva oferta y poca demanda”.

No obstante, deja claro que “no podemos dejar que los radicales del taxi tomen la iniciativa”, apuntando, en ese sentido que la huelga de taxis de Málaga de hace varios días “duró demasiado”, de forma que “desde el primer día pedí que el mismo domingo se reunieran las tres administraciones con los taxistas para sentarse y hablar”.

Etiquetas
stats