Asaltos, machetes, drogas, encapuchados, recortadas y amenazas en un solo juicio

Fachada del palacio de Justicia de Córdoba | MADERO CUBERO
Juzgan a seis presuntos narcotraficantes que atracaron, hirieron y amenazaron a tres clientes a los que robaron 4.200 euros

La sección tercera de la Audiencia Provincial celebra mañana vista oral contra seis acusados a los que se reclama una pena conjunta de 40 años de cárcel. La historia es complicada y comienza con una llamada telefónica de tres amigos que, en febrero de 2013, se ponen en contacto con un narcotraficante al que encargan dos gramos de cocaína. Los clientes le dejan caer que tienen mucho dinero para gastar y,  a partir de ahí comienza una enrevesada historia que acaba con todos acusados.

El narcotraficante se pone en contacto con dos cómplices, no identificados, y con su expareja con la que había tenido episodios de violencia de género con la preceptiva orden de alejamiento. El encuentro entre clientes y vendedor se programa en casa de la mujer que queda con los tres compradores en una gasolinera, en la barriada de Palmeras, y los traslada en coche hasta la vivienda. Nada más llegar, el narcotraficante sale esgrimiendo una navaja con la que hiere a uno de los clientes en el brazo.

Casi al unísono, dos encapuchados entran en escena con sendas escopetas de cañones recortados y un machete con los que logran apoderarse del dinero que portaban los compradores: 4.200 euros. Las víctimas denuncian y entra un nuevo acusado que comienza a amenazarles telefónicamente para que retiren la acusación. Cuando la Policía tiene conocimiento de los hechos y activa un dispositivo de vigilancia con el que detecta varios puntos de droga en el barrio de los acusados.

Tras obtener evidencias de que en las casas que se estaban vigilando se vendía droga, la Policía obtiene la orden judicial para entrar en las viviendas y acusar a otras cuatro personas, el que amenazaba y otras tres personas, decomisando además pequeñas cantidades de cocaína, marihuana, hachís y dinero fraccionado procedente de la venta de la droga.

En total seis detenidos en una compleja historia que comenzó con la venta de dos gramos y acabó con dos acusados por robo con intimidación y lesiones, quebrantamiento de condena, obstrucción a la justicia y  otros cinco por tráfico de drogas que suman 40 años de cárcel.

Etiquetas
stats