Asaja presenta a la Guardia Civil un plan para evitar robos

La patronal agraria denuncia un incremento de hurtos en explotaciones agrarias

La patronal agraria Asaja está preocupada por el incremento de los robos en el campo de la provincia. Por ello, ha presentado a la Comandancia de la Guardia Civil un plan de acción con propuestas para tratar de remediar la situación.

El plan parte de la realización de reuniones periódicas por comarcas entre representantes de Asaja en dichas zonas y los guardias civiles de cada puesto, anticipándose a los puntos críticos de cada campaña, para que la transferencia de información entre el sector y las fuerzas de seguridad sea lo más fluida posible.

El plan continúa con la propuesta de que cualquier movimiento de mercancía (producto vegetal, animal o mercancía) vaya acompañado de un justificante adecuado en forma de “guía-conduce” que será mostrado a la Guardia Civil en los controles habilitados que se lleven a efecto. En dicho justificante se podrá comprobar la propiedad e incluso el término municipal, polígono, parcela y recinto de procedencia.

Para completar la información de la que disponen las patrullas de servicio, se propone elaborar una guía aclaratoria de los principales cultivos y especies animales que soporta cada comarca. Esta información se verá complementada con otras como horarios habituales de trabajo en la zona, faenas correspondientes a cada época del año, campañas de recolección en marcha en cada fecha, así como documentación exigible o recomendable para el movimiento de mercancías o animales. Este documento, elaborado a partir de la experiencia de las reuniones de los grupos de trabajo en cada comarca, será un instrumento vivo y modificable en cualquier momento.

La propuesta de Asaja es implantar un sistema identificativo, con un código personalizado que se les suministraría a agricultores y ganaderos, con el que podrían marcar su maquinaria tantas veces como quisieran, facilitando la labor de identificación posterior a los robos, lo que podría ser también una medida disuasoria para evitarlos.

Las nuevas tecnologías pueden jugar un papel fundamental en la ayuda a la localización por la Guardia Civil de explotaciones agrícolas o instalaciones susceptibles de robo, facilitando su llegada en menor tiempo. El desconocimiento del terreno es, en ocasiones, un problema a la hora de responder con prontitud a una incidencia. Aprovechando la dotación de los vehículos de las patrullas con GPS, podría crearse una base de datos de instalaciones sensibles a robo, llegando los avisos junto con la situación real de la instalación que ha sido, o está siendo, objeto de robo.

Etiquetas
stats