Arranca el camino para cambiar el PGOU que afecta a la fábrica de Cosmos

Pleno del Ayuntamiento con la presencia de trabajadores de Cosmos | MADERO CUBERO

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado inicialmente la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que impedirá la incineración de residuos con fines industriales en el casco de la ciudad. Este cambio afecta directamente a la fábrica de cementos que Cosmos tiene en Córdoba y que pretende iniciar esta actividad para dotarse de energía. En el salón de Plenos ha estado presente un nutrido grupo de trabajadores, que ha recibido la medida entre gritos de protesta. IU, PSOE y Ganemos han votado a favor, mientras que PP y Ciudadanos se han opuesto. UCOR, por su parte, se ha abstenido.

El tema es tan sensible que el secretario del Ayuntamiento, Valeriano Lavela, redactó un informe días antes del Pleno para dirimir si este órgano de representación era o no competente para tomar esta decisión. Finalmente, ayer se supo que daba luz verde al Pleno para iniciar el cambio del PGOU. “El Pleno es, evidentemente, competente y está legitimado y obligado a defender, en todo momento, los intereses generales presentes y futuros de la ciudad para adoptar acuerdo de aprobación inicial del expediente de planeamiento instruido por el Consejo Rector de la Gerencia Municipal”, sentenció.

Para la oposición, el informe del secretario no resuelve un problema: la duda que existe sobre la seguridad jurídica de la medida. “Cosmos tiene todos los permisos en regla pero ahora se cambia todo el PGOU para evitar darle esa licencia. Y eso, a pesar de que existen advertencias de informes anteriores sobre las posibles desviaciones de poder”, alertó el portavoz del PP, José María Bellido. “¿Quién va a querer venir a invertir ahora en Córdoba si tratamos así a las industrias?”, se preguntó el popular.

El PP también criticó que se emprenda este camino cuando quedan muchas dudas sin resolver. “No hay ordenanza ambiental, no sabemos si hay retroactividad y ojo a la polémica sobre cómo se dan las licencias”, terminó.

Por su parte, en el gobierno local tanto el primer teniente de alcalde y responsable del área de Urbanismo, Pedro García, como el concejal de Presidencia, Emilio Aumente, subrayaron que la innovación del PGOU no va contra nadie “ni contra Cosmos”. Afirmaciones así fueron respondidas con protestas por parte de los trabajadores. García criticó que el PP se presente ahora como defensor de los empleados “cuando es el responsable de una reforma de la Ley Laboral que ha permitido a esta empresa emprender expedientes de regulación de empleo cuando estaba obteniendo beneficios”.

Aumente, asimismo, ha insistido en que “ahora se empieza un camino que va a ser largo”. El concejal del PSOE ha recordado que se abre un proceso de alegaciones que habrá que estudiar. Por otro lado, también se estará pendiente del informe preceptivo de la Junta de Andalucía.

Aumente ha insistido en que la innovación incluye tres elementos: “Se aplicará de entrada a las nuevas iniciativas industriales, por lo que no es retroactivo, pero se añadirá una moratoria para que aquellas industrias ya presentes [como es el caso de Cosmos] puedan adaptarse a cambios en la quema de residuos o de lugar de actividad industrial. Además, todo se supeditará a la redacción de una ordenanza que organice estos cambios”, terminó.

La aprobación final de la innovación vino acompañada de una ola de gritos, pitos y abucheos de los trabajadores presentes. Tres de ellos pudieron defender ante el Pleno sus puntos de vista. También un representante de Aire Limpio tomó la palabra para felicitarse por el próximo cambio del PGOU.

Al cierre de la sesión se escucharon voces entre el público que pedían llevar el caso a los tribunales.

Etiquetas
stats