El apuñalamiento de la Palazzio se juzga el 21 de septiembre

Un policía en la discoteca Palazzio.
El Fiscal pide cinco años por una agresión se produjo tras una discusión en la discoteca después de que el acusado presuntamente tocase el culo de una acompañante de la víctima

El juicio por el apuñalamiento en la discoteca Palazzio será el 21 de septiembre a las 10:00 en la sección 3. El Fiscal pide cinco años de cárcel para un hombre acusado de propinar una puñalada a otro en las inmediaciones del centro de ocio. Los hechos, según recogen las conclusiones provisionales del Ministerio Público, comenzaron hacia las 6:30 de la mañana del 26 de julio de 2014, dentro del local de ocio. En ese momento comenzó una discusión cuando la víctima, J. G. F., se percató de que el acusado, L. V. V., estaba tocándole el culo a su acompañante.

Al verlo, J. G. F. se acercó a L. V. V. “propinándole un empujón para que dejara en paz” a la chica, señala el escrito del fiscal. Ahí “se inició una agresión entre el procesado y los amigos que le acompañaban”. En mitad de la pelea, el procesado lanzó un vaso que impactó en la cara de una tercera persona, quien se encontraba en la barra del bar. El cristal le causó heridas que requirieron asistencia médica y 10 días de recuperación.

Este violento episodio hizo que los guardias de seguridad actuaran. Pero a quien echaron a la calle no fue al agresor -y ahora procesado-, sino a la víctima: J. G. F. Y tras él fueron L. V. V. y sus amigos. En la calle se inició una nueva pelea en la cual el acusado “con ánimo de causarle la muerte, le clavó en la zona abdominal un arma blanca u objeto punzante no identificado”.

Tras la agresión, el procesado y sus acompañantes abandonaron el lugar en dirección al barrio de Las Margaritas. Por su parte, la víctima fue trasladada en ambulancia al hospital Reina Sofía, donde fue asistido en la Unidad de Urgencias y de Críticos. La víctima estuvo ingresada cinco días en el centro y tardó 18 en recuperarse.

El fiscal considera que estos hechos son constitutivos de una falta de lesiones y de un delito de homicidio en grado de tentativa. Por ellos pide imponer al acusado L. V. V. cinco años de prisión. La acusación particular, por su parte, eleva la petición a siete años y seis meses de cárcel.

Etiquetas
stats