El anhelo cumplido de la Vera Cruz

La Vera Cruz recibe su 'lignum crucis'. | HERMANDAD DE LA VERA CRUZ

Desde este sábado puede ser contemplado por aquel que visite la Mezquita Catedral. Ocupa el lugar que tuviera asignado con anterioridad en el conjunto de la exposición “Eterna es su Misericordia: la Vera Cruz en la Diócesis de Córdoba”. Importante es su valor económico, pero mucho más el devocional. Un valor que también es emocional para la hermandad de la Vera Cruz, que este viernes vio cumplido su gran anhelo. La corporación radicada en la parroquia de San José y Espíritu Santo posee su propio lignum crucis, cedido por la Fundación Marqués de Vivanco y de su presidente, José María Horrillo López del Rey. Un instante inolvidable fue el mismo en el que la reliquia de la Cruz de Cristo fue entregada para su custodia a la archicofradía, en la que la satisfacción es absoluta.

La hermandad de la Vera Cruz recibió el lignum crucis en un acto íntimo del que participó el propio presidente de la Fundación Marqués de Vivanco, José María Horrillo López del Rey. Testigos del histórico momento fueron el Obispo de Córdoba, Demetrio Fernández; el delegado diocesano de cofradías y consiliario de la corporación del Campo de la Verdad, Pedro Soldado; y, como es lógico, la hermana mayor de la archicofradía, Salud Aguilar, y los integrantes de su junta de gobierno, así como sus predecesores al frente de la Vera Cruz, tal y como explica la hermandad a través de un comunicado.

Una pieza de cristal de roca, con custodia de plata, alberga la reliquia de la Cruz, que pertenece a la familia del Marqués de Vivanco desde siglos atrás. En concreto, el lignum crucis fue donado por el papa Clemente VIII a Felipe III en 1598 con motivo de su ascenso al trono. Posteriormente, en 1605, el monarca se lo ofreció como obsequio a su mayordomo mayor, Bartolomé Ortiz de Vivanco, para agradecer los servicios prestados a la Corona tanto por él como por su familia a lo largo de siglos. Desde ese instante la reliquia ha permanecido en la familia, con veneración en la capilla privada del Palacio Abadía del lugar de Vivanco de Mena (en Burgos). Este viernes José María Horrillo López del Rey selló su cesión a la hermandad de la Vera Cruz, que también tiene en custodia documentación original de la época mencionada, según señala su hermana mayor, Salud Aguilar, a El Cirineo de Córdoba.

La satisfacción es, como resulta lógico, total en la corporación del Campo de la Verdad, toda vez que con la cesión llevada a efecto, debido a que “se hace realidad un anhelo”. “Como hermana mayor puedo decir que ayer fue el día más importante, el día en el que la hermandad va a poder custodiar la reliquia”, indica Salud Aguilar. La hermana mayor de la Vera Cruz expone que el lignum crucis “estará presente en todas la misas y los cultos y por supuesto irá en un sitio preferente en la estación de penitencia”. En cuanto al lugar que ocupará en la parroquia de San José y Espíritu Santo, la archicofradía todavía debe decidir cuál es el idóneo. “Aún no lo sabemos. Somos depositarios de la reliquia y tenemos que custodiarla y cuidarla, debemos encontrar el espacio en el que pueda ser venerada pero también esté segura”, explica Aguilar.

Otro hecho a conocer en este caso era el motivo y la forma por la que el presidente de la Fundación Marqués de Vivanco, José María Horrillo López del Rey, optó por ceder el lignum crucis perteneciente a su familia desde comienzos del siglo XVII. El origen de la vinculación establecida definitivamente este viernes se encuentra en la solicitud que la hermandad realizara a la Confraternidad de Hermandades de la Vera Cruz de España de la cesión de una reliquia con motivo de su 25 estación de penitencia a la Mezquita Catedral, que celebró el Lunes Santo de 2015. “Alguien de la fundación vio que nuestra hermandad tuvo que pedir un lignum crucis porque no lo tenía y el presidente empezó a mover la idea, porque también se daba la circunstancia de que la advocación que más veneraba su madre era el Dulce Nombre de María (que posee la titular de la corporación)”, desvela Salud Aguilar. La reliquia se halla desde anoche en el primer templo de la Diócesis, donde forma parte de la muestra “Eterna es su Misericordia”. La exposición, que reúne patrimonio de hasta 18 cofradías de la Vera Cruz de la provincia, se prolongará hasta el 20 de noviembre, festividad de Cristo Rey y día en que se clausura el Año de la Misericordia.

Etiquetas
stats