Ambrosio calcula que en seis u ocho meses debe desbloquearse Rabanales Plaza

Isabel Ambrosio | RAFAEL MELLADO

Aunque rechazó dar un plazo concreto, la alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, ha calculado entre seis y ocho meses el tiempo en el que podrá desbloquearse el proyecto de construcción de un centro comercial en el parque tecnológico de Rabanales 21. La regidora compareció este viernes ante la prensa para detallar cómo avanzan los trámites después de que un informe de la Consejería de Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía haya hecho que se retrasen.

La regidora hizo un recorrido por la historia de la innovación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para que el parque tecnológico de Rabanales 21 pueda acoger un centro comercial. Así, achacó al anterior gobierno del PP, que fue quien inició los trámites, de no haber previsto las dos situaciones que ahora ha advertido la Junta. La primera, que no se había modificado la ordenanza para que en Rabanales se pudiese construir un centro comercial. Y la segunda, sobre la idoneidad o no de un estudio de impacto ambiental.

Ahora, y como ha detallado este viernes este periódico, Ambrosio aseguró que los promotores de Rabanales 21 y el Ayuntamiento están pendientes de saber si es necesario elaborar o no un estudio de impacto ambiental. En caso de que no lo sea, se acortarán los plazos. La alcaldesa aseguró que la próxima semana los servicios centrales contestarán al Ayuntamiento e iluminarán las dudas jurídicas que ahora mismo surgen.

“Rabanales 21, la Gerencia de Urbanismo y la Junta están trabajando para que la innovación sea una realidad lo antes posible y que los pasos que demos a partir de ahora sean posibles”, expresó la regidora. “Somos conscientes de que el retraso de esta aprobación supone un contratiempo a la situación económica del parque, pero las soluciones tienen que ser firmes y tener todas las garantías”, dijo.

Antes, la alcaldesa reconoció que la creación de otro centro comercial más en la ciudad “no es el modelo de este equipo de gobierno”, pero que se optó por lo mismo para garantizar la “viabilidad” económica del parque tecnológico. Así, en primer lugar dijo que intermedió para que Rabanales 21 pudiera aplazar sus débitos, donde agradeció el “trabajo callado” de los diputados del PP Rafael Merino y del PSOE Antonio Hurtado, y que después se buscó la salida del centro comercial para encontrar liquidez. “Somos conscientes de que era la única acción para garantizar ingresos”, dijo.

Ahora, sostiene que hay que trazar una “hoja de ruta clara y con fechas para que quien está detrás” de Rabanales Plaza “tenga la garantía de en qué plazos nos movemos”. “Entre medias hay que seguir buscando soluciones. A pesar de que somos los hermanos pequeños de esta familia (el Ayuntamiento no supone ni el 4% del accionario) vamos a seguir buscando soluciones”, insistió la regidora.

Etiquetas
stats