Los alumnos de la Escuela de Hostelería denuncian su “cerrojazo”

Cuatro estudiantes en una escuela de cocina | MADERO CUBERO

Los alumnos de la Escuela de Hostelería de Córdoba han denunciado a través de una carta conjunta el “cerrojazo” a las instalaciones, y han mostrado su “incertidumbre” e “incredulidad” ante la situación. Así, los alumnos aseguran que el pasado 19 de enero el Ayuntamiento comunicó a Campos Córdoba “que debían abandonar las instalaciones”. “Los motivos no se conocen y solo queda pensar que se deben a conveniencias políticas”, denuncian, ante lo que piden “una solución” y que “nos tengan en cuenta”, ya que muchos se han quedado sin poder acabar el curso.

“En primer lugar, ha denegado su homologación para poder impartir los cursos que ha venido impartiendo durante ya muchos años. Las consecuencias son catastróficas, sobre todo, para los ciudadanos tanto de nuestra ciudad como para los que en ella residen de otras pedanías. No han tenido reparo en pegar cerrojazo sin pensar en las consecuencias sociales que ello podría tener tanto actualmente como en un futuro cercano”, lamentan en una carta a la que ha tenido acceso este periódico.

“En nuestra Escuela de Hostelería se están impartiendo cursos como pueden ser el Certificado de Profesionalidad de Operaciones Básicas de Cocina así como los cursos de formación de Auxiliar de Panadería y Pastelería y el de Técnico de Cocina. Dos clases por curso y de unas 15 a 17 personas por clase, hagan ustedes los cálculos. Dónde nos impartirán las clases, en la calle, en un parque. Eso no se han parado a pensarlo, ¿no?”, expresan.

“Si es cierto que, desde la propia fundación de Campos de Córdoba, los mensajes son de tranquilidad hacia nosotros, serán ellos los que se ocuparan de no dejarnos tirados, de proporcionarnos nuevas instalaciones, de proseguir con la impartición de las clases académicas que desde un primer momento se comprometieron a impartirnos. Pero claro, ya no serán en las instalaciones que desde un primer momento se han diseñado a tal efecto. El Ayuntamiento de Córdoba reclama lo que bien es suyo, sus instalaciones, pero señores han tenido en cuenta la repercusión que este hecho ha podido tener sobre el alumnado. Nos privan de nuestras aulas y de nuestro espacio, no tenemos derecho a disfrutar como ciudadanos de Córdoba, de dichas instalaciones que se hicieron para tal efecto”, agregan.

“No debemos tampoco olvidar a los demás compañeros Técnicos de Cocina y Auxiliares de Panadería, aún les queda muchas clases por impartir en sus cocinas de la Escuela de Hostelería, que les será privada, tendrán que realojarlos, tendrán que proporcionarles nuevas instalaciones, tendrán que buscar un sitio donde dar sus clases”, insisten.

“Pero los afectados no somos solo unas 100 personas, sino que afecta a su vez a familias y personas de las que recibimos tanto apoyo económico como apoyo humano. Sino que se verán afectada toda la ciudadanía de nuestra ciudad, Córdoba. Si escuchen bien lo que tenemos que decirles, a terminar con la homologación cierran las puertas a la consecución de cursos de formación para desempleados de casi 700.000 euros que serían impartidos en nuestra ciudad, siendo estos desplazados fuera de ella, el lugar más cercano a 80 kilómetros”, agregan en su comunicado. “Piensan ustedes, que si estas personas desempleadas ya de por sí les cuesta llegar tremendamente a finales de mes, podrán desembolsar el gasto económico que les supondría tener que desplazarse al lugar donde se impartirá el curso de formación? Sinceramente, nosotros pensamos que no”, concluyen.

Etiquetas
stats