El Alto Guadiato busca a sus turistas amantes de las aves

El turismo ornitológico está en alza | PIXABAY

El consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, ha presentado en la tarde del pasado jueves ante unos 300 profesionales internacionales, en el marco de la British Birdwatching Fair del Reino Unido, los atractivos de Andalucía que sitúan a la comunidad uno de los destinos “de referencia” en Europa para el turismo ornitológico.

La comunidad andaluza cuenta con alrededor de 150 espacios naturales protegidos que suman 3,3 millones de hectáreas, superficie a la que hay que sumar unas 60 Zonas de Especial Protección para Aves (ZEPA) y 190 Lugares de Interés Comunitario (LIC). Estos espacios albergan en conjunto a más de 300 especies.

En el norte de la provincia de Córdoba, lindando con la provincia de Badajoz, se encuentra la ZEPA Alto Guadiato, localizada en los términos municipales de Los Blázquez, Fuente Obejuna, La Granjuela y Valsequillo. Es el hogar de numerosas especies de aves esteparias, como la avutarda común, el sisón común, el cernícalo primilla, el aguilucho cenizo, la ganga ortega, el alcaraván común, la carraca europea, la codorniz común o la perdiz roja.

En los alrededores de los pueblos y en los cortijos que hay en el entorno anidan especies como la lechuza común, el avión común y el vencejo común. Asociados al olivar y a las dehesas aparecen aves como la abubilla, el rabilargo, la tórtola europea, el carbonero común o la curruca cabecinegra. En los meses más fríos, llegan procedentes del norte de Europa las grullas comunes en bandos de miles de individuos. Además, también podemos observar grandes bandos de chorlitos dorados y avefrías, mientras que sobrevuela los campos el aguilucho pálido. Éstas son algunas de las especies más significativas que encuentran refugio en esta zona y para muchas de ellas supone uno de los pocos lugares donde poder vivir, como en el caso de la avutarda común.

Francisco Javier Fernández, junto al cofundador de la feria, Tim Appleton, ha subrayado el potencial de la comunidad como destino medioambiental y para el desarrollo de actividades relacionadas con la naturaleza, al tratarse de la región europea con mayor superficie protegida y ser “el principal punto de paso para las aves entre Europa y África”.

Ha señalado en este sentido enclaves “únicos en el continente” para el avistamiento de aves, con una gran diversidad de parajes naturales que van desde el Parque Natural de Doñana, al desierto de Almería o al Estrecho de Gibraltar, entre otros muchos espacios, lo que sitúa a la región como “una visita ineludible para los amantes del turismo ornitológico”.

Precisamente, el consejero ha hecho especial hincapié en el protagonismo de Doñana en este ámbito, en el marco de la campaña específica puesta en marcha para impulsar la promoción y reforzar la imagen de calidad del litoral de la provincia onubense en general y del entorno de Doñana en particular, tras el incendio forestal de finales de junio.

La Junta ha recordado que este segmento “atrae cada año a la comunidad andaluza a cerca de 400.000 personas, consolidándose como un producto al alza que contribuye además al desarrollo turístico sostenible, ya que estos viajeros suelen realizar un itinerario responsable que ayuda a conservar el medio ambiente y las costumbres locales”.

Se trata además de visitantes con especial interés por otras propuestas, como el disfrute de la gastronomía o el conocimiento de las tradiciones, impulsando el tejido empresarial local y la comercialización de los espacios naturales. Precisamente, en los espacios naturales andaluces operan más de 400 empresas relacionadas con el turismo de naturaleza.

Etiquetas
stats