Afectados de iDental: un año “olvidados”, sin tratamientos y con presiones de las financieras

Protesta de afectados por el cierre de iDental | ÁLEX GALLEGOS

El 15 de junio del pasado año 2018, la clínica iDental de Córdoba cerraba sus puertas para consultas y tratamientos odontológicos. Miles de usuarios cordobeses reclamaban ya para entonces una atención adecuada para los tratamientos que habían pagado. Pero se quedaron a medias, con los tratamientos financiados y sin recibirlos. Para entonces, ya había miles de denuncias interpuestas en todo el país contra la red de clínicas que acabó siendo investigada por la Audiencia Nacional por fraude masivo. Hoy, cuando se va a cumplir un año del cierre de la clínica, los afectados se quejan de que su situación sigue siendo la misma que entonces, sin solución de las administraciones ni judicial a la vista y con nuevas presiones de las financieras, según relatan a este periódico.

En un primer momento, la avalancha de denuncias de los afectados y la alarma social provocó los primeros movimientos de las administraciones. Desde Consumo de la Junta de Andalucía se abría expediente y las personas afectadas comenzaron a organizarse y crearon la Plataforma de Afectados de iDental Unidos. En paralelo, la Policía hacía varios registros en la clínica cerrada en Córdoba en busca de pruebas para indemnizar en un futuro a los afectados.

Las cifras daban muestra de la situación: 14.000 historiales de personas afectadas por iDental en Córdoba se custodiaban en el hospital Reina Sofía para servir como pruebas cuando la investigación judicial o administrativa lo requiriese. Se investigaba por la Audiencia Nacional dado el volumen de afectados en toda España y se cree que iDental incurrió en hechos constitutivos de delito de administración fraudulenta, estafa, apropiación indebida, falsedad documental, lesiones y contra la salud pública.

Los afectados han pedido desde el principio que, además de la vía judicial, las administraciones se hicieran cargo de la situación que atravesaban, por suponer un problema de salud para cientos de personas que se veían con los tratamientos a medio terminar ya pagados. Con varias concentraciones en Córdoba, protestando ante el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, han pedido que su situación no solo se tratara como un problema de consumidores estafados, sino de pacientes ante una "emergencia sanitaria". Llegaron, incluso, a llevar su situación al Parlamento Europeo, que ha admitido su queja.

Presiones de las financieras

En este tiempo, se ha conseguido paralizar las reclamaciones de los bancos que financiaron los tratamientos y que reclaman su pago cuando los usuarios no lo estaban recibiendo. Pero ahora, denuncian a este periódico, "las financieras están haciendo nuevas tretas, venden su deuda y siguen presionando para intentar cobrar" por los tratamientos que no han recibido, explica María Jesús Marín, portavoz de los afectados en Córdoba.

A nivel local, el Ayuntamiento de Córdoba admitió que los afectados de iDental se beneficiaran de ayudas de emergencia por cuestiones de salud cuando demostraban que no tenían recursos para ello. "Pero de eso solo se han beneficiado una o dos personas", dicen, mientras critican también "no se sabe nada" de la partida presupuestaria anunciada por la Diputación para ayudarles.

Protestas a las puertas de la clínica cerrada

Por eso, a un año vista del cierre de las clínicas, los afectados de iDental preparan una protesta para que no quede en el olvido su situación. Lo harán en toda España, a las puertas de los locales cerrados, coincidiendo en cada lugar con la fecha en la que la clínica echó el cierre y comenzó la pesadilla para muchos de ellos. En Córdoba se prepara para esta semana alrededor del 15 de junio.

"A día de hoy, un año después, nuestra situación sigue siendo la misma, nadie se preocupa por los miles de afectados. Ni administraciones, gobierno, políticos, ni los medios. Los afectados vemos que no somos ciudadanos de pleno derecho, ya que además de no buscar solución a nuestros problemas, las financieras venden nuestras deudas y vuelta a empezar con los acosos, parece ser que la ley les da ese derecho y nadie pone remedio a estos abusos y los políticos tienen muy buenas palabras pero ninguna solución", argumentan en un comunicado hecho público por los afectados organizados en la Plataforma de Afectados por iDental Unidos.

"En esta semana se cumple un año del cierre de las clínicas Idental en toda España. Un año en el que los más de 500.000 afectados seguimos sufriendo los daños provocados, por

estos carniceros, que se llevaron nuestra salud y dinero. Un año de buenas palabras y

ninguna solución a nuestro padecimiento, por parte del gobierno y partidos políticos. Un año donde las financieras campan a sus anchas como buitres sobre los afectados".

"Estamos de luto... ¡¡nuestros derechos han muerto!!! Al igual que nuestra sonrisa", dicen para anunciar que velarán por sus derechos en las concentraciones que preparan para recordar que lleven un año "olvidados". Ellos, insisten, "no vamos a dejar de luchar hasta que se haga justicia".

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2019 - 08:00 h
stats