¿Cómo afecta a Córdoba la última subida de impuestos de Montoro?

Vinos de Montilla Moriles | MADERO CUBERO

Este sábado, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó las últimas medidas acordadas por el Consejo de Ministros que persiguen aumentar la recaudación en España y que, por tanto, plantean una subida de impuestos. El Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy ha aprobado una subida propuesta por el Ministerio de Hacienda de Cristóbal Montoro que obliga a los productores de alcohol, tabaco y bebidas azucaradas a pagar más impuestos. Pero, ¿esto cómo afecta a Córdoba?

La subida es a los productores. Es decir, si el Gobierno aumenta el impuesto que pagan los productores de alcohol un 5% serán estos los que decidan ajustar sus costes o repercutir este aumento en los precios. En este punto, la nueva reforma fiscal tiene una víctima muy clara en Córdoba: los bodegueros del marco Montilla-Moriles.

Aunque en la subida al alcohol se ha excluido al vino y a la cerveza, Montilla-Moriles fabrica vinos considerados intermedios que sí que están afectados por la subida de impuestos. Es el caso de los olorosos o de su joya de la corona: el pedro ximénez. A partir de ahora, los bodegueros tendrán que asumir un 5% más en impuestos en un sector que no tiene precisamente unos grandes márgenes de beneficio en la actualidad.

La Federación Española del Vino (FEV) ya planteó el pasado viernes su total "desacuerdo" ante este decreto por afectar a "productos emblemáticos y generadores de empleo" del sector como serían el vermut, el vino de Jerez o los propios vinos de Montilla-Morlies.

Al subir los costes de producción, bajarán los márgenes para los productores y, probablemente, el vino de Montilla-Moriles acabe siendo más caro.

Por otra parte, están los costes indirectos. Desde hace años, Córdoba no produce tabaco (aún queda una pequeña explotación en Granada) y no tiene ninguna fábrica de bebidas azucaradas (Zumosol, en Palma del Río, se salva). Sin embargo, si los productores deciden repercutir la subida de impuestos en el tabaco y estas bebidas sí que acabará afectan a la hostelería y, también, a los consumidores, como al resto de los españoles.

Etiquetas
stats