El adelanto electoral deja en fuera de juego a casi todos los partidos cordobeses

Papeletas electorales en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Curiosamente, en Córdoba solo hay un partido político que tiene elegido a la persona que encabezará la lista de las próximas elecciones generales del 28 de abril: Podemos. La formación morada ya previó a final del año pasado que podría haber un adelanto electoral y celebró primarias. En Córdoba se impuso Martina Velarde, que iba en la lista de Pablo Iglesias. Fue noticia de alcance nacional que concurría también Sani Mohamed, pero declinó finalmente. Al resto de partidos, PSOE incluido, el adelanto electoral que anunció este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le ha pillado en fuera de juego. Y en los cuarteles generales se ha tocado a rebato para diseñar una triple cita electoral que en solo dos meses va a cambiar totalmente el mapa político cordobés.

En principio, el partido mejor preparado para afrontar el adelanto electoral debería ser el PSOE. Pero no es así. La pérdida de la Junta de Andalucía tras las elecciones del pasado 2 de diciembre han dejado al partido algo noqueado. Estas semanas se encontraba preparando las elecciones municipales. En Córdoba, por ejemplo, había empezado el proceso de convocatoria de asambleas locales para que se propusieran a los candidatos que deben acompañar a Isabel Ambrosio en la lista electoral del próximo 26 de mayo. La derrota de Susana Díaz había debilitado a los susanistas y reforzado a los sanchistas. Se daba por hecho que algún sanchista acabaría en un puesto destacado de la lista de Ambrosio, pero el adelanto electoral lo cambia todo.

Las listas del próximo 28 de abril para las generales las controlará Ferraz. Este mismo viernes, se daba por hecho que la candidatura podría ser encabezada por Carmen Calvo, actual vicepresidenta del Gobierno (en funciones en cuanto se disuelvan las cámaras). E incluso el número dos podría ser para Luis Planas, actual ministro de Agricultura, que se encuentra en plena negociación de la PAC en Europa. Actualmente, el PSOE tiene dos diputados por la provincia de Córdoba, Antonio Hurtado y María Jesús Serrano.

En el PP también está prevista una gran renovación. De hecho, hay muchos sectores que temen con cierto pánico la “macropurga” que puede hacer Pablo Casado. Está previsto que la lista esté copada de afines, sobre todo después de que el nuevo presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que en las primarias populares apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría, haya tenido carta blanca para elegir a sus altos cargos.

Los populares andaban enfrascados en los nombramientos y el adelanto electoral también les pilla en fuera de juego. Actualmente, el diputado número uno en el Congreso es Rafael Merino. El exalcalde encadenaría su sexta legislatura consecutiva en caso de repetir, algo que no está previsto ya que apoyó a Soraya Sáenz de Santamaría. Empiezan a sonar nombres como el de Adolfo Molina, actual presidente provincial, y el del propio José Antonio Nieto, aunque acaba de ser elegido portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía y apenas si ha tenido tiempo para estrenarse. En Córdoba, el primer casadista fue Andrés Lorite, que también está en las quinielas.

Este adelanto llega también en un momento en el que el candidato del PP a la Alcaldía, José María Bellido, está elaborando su lista electoral, de la que ya han salido algunos que se daban como fijos, como el recién nombrado delegado del Gobierno de la Junta Antonio Repullo.

La confluencia

Aunque Podemos haya hecho sus tareas y tenga candidata, la formación morada aún no ha decidido si concurrirá a las próximas generales en confluencia con Izquierda Unida. En principio, las dos formaciones tienen claro que reeditarán el acuerdo que luego se llamó Unidos Podemos, que incluyó a otras formaciones como Equo y que en Córdoba fue respaldado por Ganemos. Pero tanto Podemos como IU están en estos momentos negociando si habrá confluencia al Ayuntamiento con Ganemos.

IU siempre ha considerado que le corresponde la elección del candidato de la confluencia en Córdoba, algo que no ocurrió en 2016 cuando finalmente el elegido fue Manuel Monereo, que no repetirá. Ahora, la coalición de izquierdas pretende reclamar el puesto. Todo dependerá de una negociación que llevarán de manera directa Pablo Iglesias y Alberto Garzón en Madrid. Eso sí, IU, que en 2016 optó por Antonia Parrado, tiene que celebrar su propio proceso y plantear a su propio candidato.

El adelanto electoral también coge en fuera de juego a Ganemos. Este mismo viernes envió una nota de prensa en la que urgía a Podemos e IU a mostrar su apoyo a una confluencia asamblearia. La formación, no obstante, tiene vocación exclusivamente municipal, por lo que está previsto que apoye lo que para las generales decidan Podemos e IU.

Ciudadanos está en una situación similar a la del PP. La formación naranja estaba, en estos momentos, eligiendo altos cargos a la Junta de Andalucía y quería dejar para las próximas semanas el nombramiento de la persona que encabezará la lista al Ayuntamiento de Córdoba, algo que todavía no tiene decidido. El adelanto electoral le coge en mitad del proceso y también en fuera de juego.

Ciudadanos está teniendo problemas para nombrar altos cargos en la Junta de Andalucía, tanto que en Sevilla incluso están optando por mantener en sus puestos a directores generales nombrados por el PSOE. En Córdoba, una de las personas que más encima de estos nombramientos ha estado ha sido el actual diputado Marcial Gómez Balsera, quien está previsto que repita como candidato al Congreso y que lo descartaría para el Ayuntamiento, donde también ha sonado.

¿Y Vox?

En las elecciones generales en Córdoba se elige a seis diputados. Actualmente, el PSOE tiene dos, el PP otros dos y los otros dos se los reparten entre Unidos Podemos y Ciudadanos. Sin embargo, todas las encuestas apuntan a que Vox podría disputar otro escaño.

La formación, que dio la sorpresa en las elecciones andaluzas, se encuentra en estos momentos eligiendo al que será su candidato al Ayuntamiento. Su decisión está prevista para marzo. Ahora, el partido que dirige Santiago Abascal tiene previsto celebrar un congreso en Madrid en una fecha señalada: el 23F. Ese día tienen previsto empezar a organizarse como partido político. No será hasta entonces cuando se perfilen los nombres que irán en las listas electorales a las generales.

Etiquetas
stats