Adelante reclama reformas estructurales para afrontar las altas cifras de pobreza

Luzmarina Dorado en una comparecencia ante los medios, en una imagen de archivo.

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía, Luzmarina Dorado, ha calificado como “muy negativos” los resultados del proyecto de Indicadores Urbanos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que “vuelven a destacar las debilidades de Andalucía, situándola como la región con mayores índices de paro, precariedad y pobreza a nivel nacional y europeo”, algo que, a su juicio, hay que afrontar con “reformas estructurales”.

El estudio, según ha informado Adelante Andalucía, “señala que 12 de los 15 barrios más pobres de España son andaluces, entre los que figuran Azahara-Palmeras, Polígono Guadalquivir, Sector Sur y Moreras-Huerta de la Reina”, en Córdoba capital.

Además, “13 de los 15, y 34 de los 50 municipios con menor renta media por habitante también lo son, entre ellos Lucena, Priego, Palma del Río o Puente Genil”, en la provincia de Córdoba. Además, atendiendo al desempleo, con datos de 2019, “Córdoba es la tercera ciudad del país con más parados (26,7 por ciento), y en relación a la esperanza de vida, nueve de los 15 municipios con la tasa más baja están en Andalucía”.

Para Dorado, estos indicadores, que definen “la triste realidad previa a la pandemia, cuando se supone que había una recuperación económica en camino, ponen de manifiesto la naturaleza estructural de la pobreza andaluza, ahora agravada por la crisis sanitaria, social y económica derivada de covid-19, y certifican la necesidad de un cambio de modelo económico y productivo para Andalucía”.

Así, según la parlamentaria, las cifras muestran “el desgaste y el menoscabo que, a lo largo de los años, ha ido sufriendo nuestro tejido productivo, el problema de la dependencia económica y de la inestabilidad de un modelo turístico de alta estacionalidad que no cuida de sus trabajadores, las consecuencias de la falta de inversión en I+D+i y, en definitiva, la ineficacia de los gobernantes andaluces para hacer política en defensa de los intereses de su tierra”.

En opinión de Dorado, la incidencia económica que la pandemia está teniendo en Andalucía “evidencia de la brecha histórica que separa la autonomía de otros territorios, y pone de manifiesto la necesidad de un cambio del modelo productivo, ya que, pese a representar el 18 por ciento de la población nacional y haber tenido tan solo el cinco por ciento de los casos de covid-19, Andalucía está absorbiendo el 30 por ciento del paro que la enfermedad está generando en todo el país, soportando una recesión económica desproporcionada al impacto sanitario”.

En este sentido, la parlamentaria ha subrayado la necesidad de “construir una industria fuerte, basada en energías limpias, que mantenga empleo y genere riqueza para toda la población. Debemos apostar por el desarrollo cultural y diversificar un turismo permanente. Andalucía necesita una economía de cuidados, con empleo de calidad que garantice el futuro, porque no hay prosperidad en la pobreza. Necesitamos que los andaluces tengan la posibilidad de quedarse en su tierra y de tener un nivel digno de vida”.

En consecuencia, ha afirmado que “la reconstrucción pasa por atender las necesidades de la mayoría andaluza, por dar voz a los colectivos sociales que se han desvivido durante años por el bien de Andalucía”, lo que ha llevado a Dorado, al referise a la Comisión de Reconstrucción del Parlamento andaluz, a criticar que el Gobierno andaluz de PP y Cs “no se tome en serio la Comisión y, por asegurar los votos de Vox, le entreguen la presidencia y el papel clave al único partido que votó en contra de su constitución”.

Etiquetas
stats