Adelante alerta de la desprotección en derechos laborales que sufren los trabajadores andaluces

María Dolores Lucena (centro) entre Ana Naranjo y Sebastián Pérez, ante la Delegación del Gobierno andaluz.

La parlamentaria andaluza por Córdoba de Adelante Andalucía, Ana Naranjo, y la trabajadora de la Fundación Pública Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (Faisem) María Dolores Lucena han criticado este lunes la “desprotección” que sufren, en materia de derechos laborales, los trabajadores de Andalucía.

Dicha situación, según han explicado ante la Delegación del Gobierno andaluz en Córdoba, está provocando, como en el caso de Lucena, que “la Inspección, dependiente de la Consejería de Salud, presione al médico de cabecera para que no amplíe su baja laboral a pesar de sufrir dolores insoportables, provocados por una bursitis”.

Según ha detallado esta trabajadora de Faisem, a la que también ha acompañado el responsable de Organización de IU en Córdoba, Sebastián Pérez, ahora está situación de “incapacidad laboral, fruto de una bursitis” que no se le está tratando. En julio fue la última baja y le hicieron “algunas pruebas al mes de dicha baja, y a los dos meses” la vio “el traumatólogo”, el cual le “infiltró la cadera izquierda”, mientras que “para la cadera derecha” tiene “cita para el próximo 27 de febrero”.

“La Inspección --ha proseguido-- consideró hace un tiempo” que está trabajadora esta “apta para desarrollar su labor como limpiadora”, por lo que ha trabajado “durante un mes y, fruto de la cojera” que le provoca la bursitis, ha sufrido “una artritis en el tobillo, que el médico de cabecera, después de suplicarle”, le ha llevado a darle la baja“, pero ”el problema“ es que la trabajadora ignora ”si esa baja es apta para la empresa o no, ya que la Inspección sigue presionando“ para que no se le conceda.

A este respecto, la parlamentaria de Adelante Andalucía por Córdoba, Ana Naranjo, ha señalado que “este es un caso de muchos en Andalucía, que pone de manifiesto la situación laboral en la que se encuentran muchas mujeres y hombres”, siendo preocupante “esa desprotección” que sufren los trabajadores en Andalucía, y también e que “prácticamente no haya controles públicos para garantizar los derechos laborales”.

Actualmente, según ha precisado Naranjo, “hay muchas enfermedades que no están reconocidas y hay mucho por hacer, como por ejemplo repensar la forma de gestionar los servicios de Inspección, que en algunas ocasiones están más condicionados por la productividad y por motivaciones económicas que por defender la salud y los derechos de los trabajadores”.

Además, según ha demandado Naranjo, haría falta “más inversión para que, precisamente, no se den tiempos tan abusivos para ser atendidos por personal sanitario, como es el caso de Lucena”.

Medidas del Gobierno central

En cuanto a derechos laborales, la parlamentaria andaluza ha “saludado las medidas que va a impulsar el Gobierno central, destinadas a eliminar la posibilidad de despido por baja laboral o aquellas que reduzcan la tasa de precariedad que tenemos en España, la cual supera el 90 por ciento”.

“Nos esperanza -- ha concluido-- que el Gobierno central vaya eliminar algunas medidas de la Reforma Laboral de 2012, que generaban esa precariedad, y que vayan a blindar los convenios colectivos de las empresas, en los que los trabajadores tendrán unos derechos más fortalecidos en comparación con los individuales”.

Etiquetas
stats