Acude al Defensor y consigue que AVRA traslade a los vecinos que le provocaban humedades

Jesús Maeztu, Defensor del Pueblo Andaluz.

Una mujer, vecina de Córdoba, ha acudido al Defensor del Pueblo Andaluz y ha conseguido que la Agencia de la Vivienda y Rehabilitación (AVRA), propietaria del edificio en el que habita una vivienda, traslade a sus vecinos del piso de arriba tras provocarle filtraciones de aguas fecales y humedades.

La mujer, inquilina en uno de los pisos de protección oficial de AVRA en la capital cordobesa, tenía por vecinos en el piso superior a dos hermanos “que vivían en condiciones deplorables. Su piso carecía de puertas, ventanas y útiles básicos del día a día. Evidentemente, las condiciones antihigiénicas en las que vivían no sólo afectaban a su vivienda sino al resto de la comunidad y a ella como vecina, ya que a través de su cuarto de baño se filtraban aguas fecales que diariamente goteaban al interior de su vivienda, ocasionando desperfectos materiales y unas condiciones insalubres para su familia. Ésto llevaba sucediendo varios años y al acudir a AVRA, simplemente arreglaban el techo de su vivienda y lo daban por solucionado”, recoge el informe del Defensor.

“Las humedades eran en parte provocadas por los adjudicatarios de la vivienda de arriba, dos hermanos en riesgo de exclusión social con escasas habilidades para el mantenimiento y conservación de su vivienda, a pesar de la ayuda que recibían de los servicios sociales comunitarios y del personal de trabajo social de AVRA adscrito a la Dirección Provincial”.

Por ello, tras la queja de la mujer, la oficina del Defensor se dirigió a AVRA y recibió comunicación de la Viceconsejería de Fomento y Vivienda en la que constaban “reiteradas reclamaciones de la interesada respecto al persistente problema de humedades que padecía el inmueble, provocado desde la vivienda superior”.

Pese a arreglar los desperfectos de la vivienda y tratar con los servicios sociales a los hermanos del piso superior, la solución final que ha dado AVRA ha sido el traslado de estos a otra vivienda. AVRA ha propuesto la permuta de viviendas entre la que tenían adjudicada los dos hermanos -de cinco dormitorios- y el inmueble del que era titular el sobrino de ambos -también de AVRA-, quien convivía con su pareja embarazada y los tres hijos de ambos en una vivienda de dos dormitorios.

Así, AVRA valoraría el coste de las reparaciones que serían necesarias para poner a punto el inmueble, que se harían en breve para que ello permitiera consumar la permuta entre las dos familias. “Esta decisión contribuiría a resolver los problemas de convivencia expuestos, al tiempo que se daría solución habitacional adecuada a la familia otorgándole una vivienda de mayores dimensiones, más adecuada a sus necesidades”.

“En el caso de poder efectuar finalmente la permuta y dado que la nueva familia adjudicataria se había comprometido a mantener la vivienda en perfecto estado de conservación y mantenimiento, tal y como tenían la vivienda de la que eran actualmente titulares, ello redundaría en beneficio de la reclamante y del resto de los vecinos del bloque”, dice el Defensor, por lo que, en vista de que “el asunto por el que la interesada acudió a esta institución se encontraba en vías de solución” al fin.

Etiquetas
stats