Absueltos tres acusados por ir en un coche repleto de aperos de labranza robados

Interior de la Ciudad de la Justicia | MADERO CUBERO

El Juzgado de lo Penal número 3 de Córdoba ha absuelto a tres de los cuatro procesados en un delito de robo con fuerza que habría sido cometido en Cabra el 30 de diciembre del 2015. Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, el juez considera que estas tres personas viajaban en un coche lleno de aperos de labranza robados pero que no sabían el origen de estas herramientas.

El fallo relata una compleja investigación de un robo cometido en el aparcamiento del hospital Infanta Margarita de Cabra por unas personas que todavía no han sido identificadas. Según la sentencia, el 30 de diciembre de 2015 la víctima estaba en el hospital visitando a su madre enferma. Dejó aparcado un vehículo cargado con dos máquinas vibradoras y vareadoras de olivos, valoradas en 2.000 euros. Un grupo de desconocidos, que aún no han sido identificados, vio la maquinaria y decidió robar el coche.

Después de hacerle un puente al vehículo, los ladrones llegaron hasta una zona de Lucena. Allí desmontaron la baca del mismo para poder sacar mejor la maquinaria. Posteriormente, abandonaron el vehículo en la zona de Campo de Aras y buscaron comprador.

Según el fallo judicial, uno de los cuatro procesados llegó a un acuerdo con los ladrones. Así, según la sentencia, adquirió por 25 euros las dos máquinas, que valían cerca de 2.000 euros.

Sobre las 23:30 de ese 30 de diciembre, el principal acusado vio cómo por donde estaba pasaba un amigo con otras dos personas en un vehículo. Como llevaba la maquinaria le pidió que le llevara a su casa, a lo que accedió. No obstante, se encontraron con una patrulla de la Policía Nacional en la avenida Parque de Lucena. Ante ello, el conductor hizo una maniobra evasiva, lo que levantó sospechas. Los policías le dieron el alto y comprobaron que transportaban maquinaria robada.

En el juicio, el juez ha considerado demostrado que los tres procesados que iban en el vehículo no sabían que la maquinaria de su cuarto acompañante era robada, por lo que han sido absueltos. Eso sí, al procesado lo han condenado a una pena de un año y cuatro meses de cárcel por un delito de receptación.

Los acusados han sido defendidos por los abogados Beatriz Cosano, Marcos Santiago Cortés, María Julia López, Manuel Yergo, Sofía Agüera y Juan de Dios Vinuesa.

Etiquetas
stats