Absueltos los imputados en una gran operación contra cosméticos falsos

Imagen de la Policía Nacional de la operación del 18 de diciembre de 2012 contra los perfumes fraudulentos en el mercadillo de Noreña.

El 18 de diciembre de 2012, una gran operación de la Policía Nacional en el mercadillo de Noreña -popularmente conocido como Las Setas- terminó con la imputación de 11 personas por delitos contra la propiedad industrial. En concreto, el Cuerpo Nacional de Policía informó entonces de que había incautado 1.200 perfumes y cosméticos por un valor cercano a los 80.000 euros. Ahora, el juez ha absuelto a los nueve acusados que finalmente fueron procesados. La razón: la prescripción de la falta de las que finalmente se les acusó.

Según la sentencia a la que ha tenido acceso este periódico, el procesamiento ha estado paralizado hasta en tres ocasiones por periodos superiores a seis meses "no por causas atribuibles a las partes". Por otro lado, la propia acusación particular -única parte que calificaba los hechos como delito- terminó retirándose del caso. De esa forma sólo quedaba en la instrucción el Ministerio Público -que redujo la tipificación a falta- y la defensa, representada por el abogado Marcos Santiago.

El juez justifica su decisión de absolver a los acusados en que el plazo de prescripción a aplicar para las faltas es el de seis meses

-al quedar como única calificación la del Ministerio Fiscal- "y consta que el procedimiento ha estado paralizado en tres ocasiones por causas no imputables a las partes por periodos superiores a dicho plazo, sólo cabe afirmar que los hechos están prescritos, lo que exime de responsabilidad penal a los acusados".

Operación mediática

La absolución pone fin a una operación que durante unos días tuvo una marcada presencia en los medios de comunicación. En la operación, pionera en este ámbito en Córdoba, y que recibió el nombre de Operación Sancar, fue fundamental la colaboración ciudadana, gracias a la cual los agentes especializados en la lucha contra las falsificaciones tuvieron conocimiento, unos seis meses antes, sobre una posible proliferación de puestos en dicho mercadillo en los que se estaban vendiendo frascos de perfumes de reconocidas marcas comerciales a un precio muy inferior al de las tiendas especializadas en dichos producto.

Una vez que los investigadores comprobaron dicha información, la labor de estos se centró en tratar de identificar a las personas que se estaban dedicando a esta actividad ilícita, constatando como los ahora absueltos utilizaban puestos dedicados a otras actividades, tales como la venta de telas o ropa para exhibir y ofertar los frascos y cosméticos presuntamente falsificados.

A fin de constatar que se trataba de una actividad fraudulenta los agentes contactaron con las sociedades mercantiles que representaban a las distintas marcas de perfumes detectadas, cuyo personal tras realizar las oportunas comprobaciones de autenticidad les remitieron a los investigadores una serie de informes prepericiales que confirmaban que se trataban de falsificaciones de gran calidad.

Por todo ello, el 18 de diciembre de 2012 se estableció un dispositivo policial en el mercadillo de Noreña, en el que participaron unos cincuenta agentes a los que acompañaban peritos y representantes de las distintas marcas desplazados a Córdoba desde varios puntos de España y Francia. Fruto de este dispositivo se llevaron a cabo varias inspecciones sobre los puestos de venta ambulante. En total fueron requisados más de 1.200 botes de perfumes y cosméticos falsificados.

Por estos hechos, se procedió allí mismo a la detención de dos personas como presuntas autoras de un delito contra la propiedad industrial. Posteriormente, y ya en dependencias policiales, se procedió a recibir en declaración en presencia de su letrado a otras nueve personas por la presunta comisión igualmente delitos contra la propiedad industrial, siendo todas ellas puestas en libertad con cargos hasta la celebración del juicio. Según la Policía, varios de los implicados contaban con antecedentes policiales por hechos similares.

Por otro lado, se estimó que las compañías afectadas con la venta de los productos intervenidos hubieran dejado de ingresar alrededor 80.000 euros en plena campaña navideña. La investigación fue llevada a cabo por agentes del grupo de Delitos Económicos y Nuevas Tecnologías de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría de Córdoba, estando auxiliados en las inspecciones por agentes de la Unidad de Prevención y Reacción de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana.

Etiquetas
stats