Absueltos tras demostrar que las diez plantas de marihuana que llevaban eran para consumo propio

Cultivo de marihuana en una imagen de archivo.

El Juzgado de lo Penal número dos de Córdoba ha dictado una sentencia por la que ha absuelto a dos acusados, defendidos por el abogado Marcos Santiago, que se habían sentado en el banquillo por un presunto delito de tráfico de drogas. Cada uno de ellos se enfrentaba a una pena de dos años de cárcel. Los procesados han sido absueltos después de que quedase demostrado que las plantas de marihuana que llevaban en el coche eran para autoconsumo.

Según consta en la sentencia judicial, a la que ha tenido acceso este periódico, los hechos ocurrieron el año pasado. Los procesados circulaban en un coche con diez plantas de marihuana. En total, se les calcula un peso de más de tres kilos. Los jóvenes fueron detenidos por agentes de la Policía Local en un control rutinario. Los agentes sospecharon de ellos por el fuerte olor a marihuana que desprendía el vehículo. Los policías le hicieron la correspondiente prueba de drogas y ambos dieron positivo en marihuana.

Durante el juicio, los jóvenes han podido demostrar que eran consumidores habituales de marihuana y que las plantas eran suyas. En concreto, aseguraban que las habían sembrado en un lugar de las afueras de Córdoba y que una vez que habían madurado las habían recogido para fumárselas.

El juez considera probado que los jóvenes ni han traficado ni tenían previsto traficar con la droga que portaban. Una de las pruebas concluyentes es que precisamente habían dado positivo en marihuana. También aportaron un certificado de que estaban acudiendo a una clínica para desintoxicarse. El magistrado los deja libres citando jurisprudencia previa y asegurando que aunque el consumo mínimo y posesión es de 100 gramos, estos jóvenes no iban a traficar con una droga que no obstante se les retiró.

Etiquetas
stats