Más de 750 mayores de Córdoba reciben apoyo de Cruz Roja para reducir su soledad

Un voluntario acompaña a una persona mayor

Más de 750 personas mayores de la provincia de Córdoba han recibido a lo largo de este año 2021 la compañía y el apoyo emocional del voluntariado de Cruz Roja para tratar de mitigar, al menos, su situación de soledad. Y es que las fiestas de final de año ponen en evidencia las carencias de compañía para muchas personas, la denominada como 'soledad no deseada', que afecta a la salud física y emocional de numerosas personas, y puede derivar en situaciones de exclusión y aislamiento.

Así lo ha indicado la institución humanitaria en una nota en la que ha detallado que, además, está directamente relacionada con el aumento de la tasa de mortalidad o el aumento de enfermedades crónicas como la diabetes o las coronarias.

La soledad no deseada "es la epidemia silenciosa del siglo XXI: no se ve, estigmatiza a las personas que la sufren, puede afectar a cualquiera, y se prevé que aumente exponencialmente en las próximas décadas. Desde Cruz Roja tratan de apoyar a las personas que la sufren, en especial a las personas mayores, que es, con diferencia, el grupo de población en el que esta situación de soledad tiene más incidencia", ha explicado María Torralbo, responsable provincial del programa de Mayores de la institución humanitaria.

Una de cada tres personas mayores reconoce haberse sentido sola durante los meses de la pandemia, según una encuesta realizada por Cruz Roja entre más de 10.500 de estas personas que participan en los proyectos de la Institución a lo largo de Andalucía. Un porcentaje similar (un 32%) afirma, además, haberse sentido insegura a la hora de salir a la calle por encontrarse con escaleras y barreras arquitectónicas.

Cruz Roja apoya en la provincia a más de 7.000 ciudadanos a través del proyecto Atención Integral a Personas Mayores, que incluye actividades de acompañamiento, movilización, asistencia y participación.

El voluntariado de la entidad acompaña a estas personas en sus domicilios y fuera de ellos, para realizar cualquier tipo de actividad, pero además desarrolla un sinfín de actividades con el objetivo de que las personas mayores refuercen sus relaciones sociales y adquieran hábitos de vida saludable, evitando así el aislamiento y la soledad. Como consecuencia, se reduce el riesgo de sufrir situaciones de dependencia y se mejora la autonomía personal de los y las participantes.

El proyecto de Atención Integral a Personas de Edad cuenta con financiación de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, a través de los fondos procedentes de la casilla de Actividades de Interés Social de la declaración de la Renta: la llamada 'x solidaria'. Cruz Roja también promueve otros servicios para las personas mayores, como la Teleasistencia, el proyecto de Buen Trato y Protección frente al Maltrato, o proyectos de apoyo a Personas Cuidadoras.

La crisis sanitaria derivada de la pandemia, el confinamiento y la posterior recuperación de normalidad ha incrementado los casos de soledad no deseada. Quienes ya la vivían, la ven agravada, y personas que no estaban en una situación severa, ven empeorada también su calidad de vida.

Con el inicio de la pandemia, Cruz Roja adaptó las actividades que se desarrollaban con las personas mayores para no dejar atrás a quienes sufrían la soledad, pero reducir al máximo los riesgos de contagio: los acompañamientos pasaron a realizarse de manera telemática, reforzando las llamadas telefónicas de seguimiento e información.

Además, se hicieron innumerables envíos a domicilio de productos de primera necesidad, como medicinas y alimentos, así como de artículos que promovían hábitos saludables. Con el tiempo, se fueron recuperando las actividades y acompañamientos presenciales, sobre todo en espacios abiertos, con mayores medidas de seguridad.

Etiquetas
stats