El 60% de los ayuntamientos de la provincia no audita sus cuentas

Expedientes con la cuenta general del Ayuntamiento de Córdoba. FOTO: MADERO CUBERO
De los 74 municipios, 28 no han enviado sus balances al Tribunal de Cuentas en los tres últimos ejercicios, cinco han fallado en dos años, 11 en uno y 30 han cumplido siempre

El 60% de los ayuntamientos de la provincia de Córdoba no ha enviado sus cuentas para sean auditadas por el Tribunal de Cuentas, según el último informe de este organismo. En concreto, el informe se refiere a los tres últimos ejercicios y destaca que 44 ayuntamientos han fallado al menos en algún ejercicio a la hora de enviar sus cuentas.

En concreto, de los 74 municipios de la provincia 28 no han enviado sus balances en los últimos años, que son: Adamuz, Aguilar de la Frontera, Almodóvar del Río, Añora, Belmez, Benamejí, Castro del Río, Córdoba, Doña Mencía, Dos Torres, El Guijo, Encinas Reales, Fuente La Lancha, Fuente Palmera, Fuente Tójar, Guadalcázar, La Rambla, La Victoria, Luque, Pedroche, Priego, Puente Genil, Rute, Santaella, Valenzuela, Villafranca, Villaralto y Villaviciosa de Córdoba. Estos pueblos no siguen ningún patrón concreto. Tanto PP, como el PSOE como IU gobiernan en alguno de ellos, y ni destacan por ser grandes ni por ser pequeños.

Además, hay cinco municipios que han fallado en la entrega de al menos dos ejercicios presupuestarios de los últimos tres. Así, Cañete de las Torres no lo envió en 2011 y 2012, La Carlota (2011, 2012), Lucena (2011, 2012), Monturque (2011, 2012) y Peñarroya-Pueblonuevo (2011, 2012).

También hay 11 ayuntamientos que no han enviado al menos uno de los tres últimos ejercicios: Baena (2012), Belalcázar (2011), Conquista (2010), Espejo (2010), Espiel (2012), Fernán Núñez (2012), Los Blázquez (2012), Palenciana (2012), Pedro Abad (2012), Posadas (2012) y San Sebastián de los Ballesteros (2012).

Por otra parte, hay 30 ayuntamientos de la provincia que cumplen siempre y que han enviado sus cuentas para que sean auditadas en los tres últimos ejercicios. Estos pueblos son Alcaracejos, Almedinilla, Bujalance, Cabra, Carcabuey, Cardeña, El Carpio, El Viso, Fuente Obejuna, Hinojosa del Duque, Hornachuelos, Iznájar, La Granjuela, Montalbán, Montemayor, Montilla, Montoro, Moriles, Nueva Carteya, Obejo, Pozoblanco, Santa Eufemia, Torrecampo, Valsequillo, Villa del Río, Villaharta, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Duque, Villanueva del Rey y Zuheros.

El envío de estas cuentas no es obligatorio en España. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas sí que le ha pedido al Congreso de los Diputados que lo sea en el último informe que le ha enviado. Por ejemplo, al proponer en su informe a las Cortes que, vistas las resistencias de muchos ayuntamientos a pasar por la auditoría contable, se acometan "las reformas legales oportunas para que la rendición de las cuentas fuera considerada requisito indispensable para el acceso de las entidades locales y sus entes dependientes a los procedimientos de concesión de ayudas y subvenciones públicas y a la percepción de su participación en los tributos de otras Administraciones".

Desde el año 2010, y sobre todo desde que el Ministerio de Hacienda ha endurecido los controles a los ayuntamientos de toda España, el número de ayuntamientos que envía sus cuentas a fiscalización se ha duplicado. En 2012, más del 55% de los consistorios, especialmente los de más de 100.000 habitantes, enviaron sus balances al Tribunal de Cuentas.

Etiquetas
stats