¿Para qué sirve un capazo?

.

¿Para qué sirve un capazo? Me refiero a las cestas de relajado y natural estilo de la imagen. Pues para solazarse junto al mar -recuérdese el clásico capazo de playa- o para sentir que uno/a está de vacaciones mientras paseamos haciendo algunas compras. Los chicos y los señores quedan estupendamente en los mercados con su bolso de palma repleto de viandas y vinos suaves. Lo cierto es que el tradicional capazo donde se fusionan el agro y la cultura hippie, lleva varias temporadas haciendo el agosto en ventas y escaparates y este tórrido verano de 2015 se consolida como el complemento imprescindible.

De cualquier forma, nada es obligatorio ni en la moda ni la vida. Por ello, si se luce capazo llévese con estilo a ser posible, lo que significa elegir bien y combinarlo con pareos, vestidos ibicencos, monos, shorts o faldas vaqueras.

Unas direcciones interesantes para encontrar el nuestro pueden ser la tienda on line de la diseñadora Stella Rittwagen y la boutique cordobesa Dreams distribuidora de esta marca; el portal Divinas con Judit, que en un click reúne la flor y la nata de los bolsos playeros, y un clásico del sector como es la tienda de la Plaza de San Miguel (Córdoba) Toril, donde durante semanas están quitándoles de las manos unos capazos decorados artesanalmente con tiras bordadas blancas, motivos étnicos o taurinos.

Casi todos los establecimientos, desde grandes almacenes a mercadillos ofrecen capazos de todos los colores, además de la opción de la simplicidad total de los modelos sin decoración alguna como los que se pueden encontrar en Eroski. El Corte Inglés, por ejemplo, destaca por la variedad y el abanico de precios que incluyen rebajas. Otras opciones on-line son las tiendas de Twenty Violets y Almabrava.

Pero la pregunta sigue en el aire. ¿Qué hacemos con un capazo? Una posibilidad para personas creativas y manitas es personalizar nuestra propia cesta de playa, con cintas, pompones, apliques de crochet, telas y materiales reciclados... Como en otras lides del Hazlo Tú Mismo-Do It Yourself (DIY), Youtube es una magnífica fuente de consejos para un magistral manejo de las tijeras y la pistola de silicona y la redención de incompetentes manuales.

Por mi parte, y aunque compré un capazo al natural, mi objetivo no será ponerle color ni chorreras, sino llenarlo de algunas cosas buenas para comer y beber, para alimentar el espíritu, y para proteger la piel del sol. Valgan algunas direcciones como FarmaPolo y Primor, en cuanto a protección solar; además, el portal ecológico Es de Raíz y su cesta de alimentos semanal; las cervezas artesanas Califa e Yria; los quesos de Los Balanchares y de Mare Nostrum, de la Subbética cordobesa y de Sevilla, respectivamente; las patatas fritas San Nicasio; la dieta Dietox, para compensar quizás. Y lo más esencial: libros. (Como orientación para elegir, las recomendaciones presenciales de los libreros de Luque y de su página web. En definitiva, un capazo da para mucho y si se está en buena compañía camino de la playa puede ser perfecto.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
31 de julio de 2015 - 20:59 h
stats