Silbon ficha a Raúl

Raúl Rodríguez, cordobés, de 32 años, deportista, con vocación y aptitudes para ser comunicador y modelo, y en la actualidad empleado en prácticas en la delegación provincial de la consejería de Salud, es la imagen del compromiso de Silbon con las personas con Síndrome de Down. Con él, lucen la ropa y la causa. Es un crack, que dicen los chicos de hoy día. Sonríe, posa con estilo, gusta y consigue que el espectador se interese por la sastrería del nuevo dandy británico, de calidad y a precio asequible, con la que Silbon ha cimentado su éxito.

De esta forma, Raúl ha cosechado centenares de I Like para la visibilidad y los derechos de las personas Down, al tiempo que ha promocionado las ventas y la excelente imagen de marca de Silbon en su exitoso rescate de la chaqueta renovada que aporta elegancia a los jóvenes y alegre deportividad a los señores que ya cumplieron los cuarenta y tantos.

Como decía al principio, con el fichaje de Raúl, esta firma creada en 2010 por los emprendedores cordobeses Rafael Díaz y Pablo López, de nuevo es pionera marcando tendencias. Además, acierta plenamente en cuanto a filosofía y nuevos conceptos de la moda. Veamos por qué felices razones.

Silbon, por sus valores corporativos y espíritu global, conecta desde Córdoba con las experiencias más celebradas en la pasarela Mercedes Benz Fashion Week de Nueva York, donde por primera vez han participado en los desfiles personas Down como la famosa actriz Jamie Brewer, que realiza una magnífica interpretación de su inquietante personaje en la serie American Horror History junto a Jessica Lange.

Así, Raúl y Jamie son dos rostros simpáticos y seductores de una misma realidad: las personas Down son emprendedores sociales de primera categoría. Ya no están esperando a que se les deje hacer algo, sino que proyectan sus vidas. Han tomado las riendas, tienen planes y sueños, se esfuerzan por alcanzarlos, y aseguran que se atreven pero que también conocen sus limitaciones (en eso llevan años luz de ventaja a gentes brillantes con inútiles ínfulas de superioridad).

Por tanto, la diversidad humana y esta determinación de jóvenes Down que han conseguido labrarse un nombre y un lugar en distintas esferas de la vida social o artística, desde el flamenco, como el cantaor cordobés Manolo de Santa Cruz, hasta la moda, el deporte o la producción audiovisual, como es el caso del montoreño Manuel Alba, y que son músicos o maestros y pedagogos como el conocido y reconocido Pablo Pineda, son excelencia vital y pura moda.

Porque la auténtica moda nunca será el corsé de un canon estético que endiosa a unos y excluye a otros, sino que es libertad para ser y mostrarnos como somos y como queremos ser.

En definitiva, Raúl y Silbon  marcan esta tendencia de incluir y valorar la diversidad. Y es un motivo de orgullo que lo hagan desde Córdoba y Andalucía y sobre décadas de trabajo de la Asociación Down Córdoba.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación. 

Etiquetas
Publicado el
28 de febrero de 2015 - 10:55 h