'Orgasm' y otros clímax superventas

.

-Me da, por favor, el colorete 'Orgasm'. Voy a llevármelo, queda muy natural, como un rubor auténtico.

Efectivamente, esta conversación en el espacio de NARS Cosmetics en Sephora sobre el blush superventas 'Orgasm' (orgasmo en español) puede representar la feliz naturalidad con la que la cosmética y el marketing de los nombres se tornó transgresora, sexual, divertida, traviesa..., a veces rozando el filo de la navaja. El caso es que NARS, Urban Decay o MAC Cosmetics fueron pioneras en la táctica de poner nombres sacados de la jerga urbana y el cine para adultos.

Francois Nars llamó 'Orgasm' al suave color anaranjado-rosado-irisado-translúcido de su icónico blush, por su deseo de reproducir unas mejillas arreboladas por la oxitocina. En el mundo entero se nos fue la cabeza con el invento y cada pocos segundos se está vendiendo en algún lugar un colorete, un brillo de labios o un iluminador del orgásmico tono. Existe 'Orgasm' en versión blush, múltiple, highlighter y lip-gloss. Y como la familia tórrida de NARS continuó creciendo, llegaron 'Deep Throat' (Garganta profunda) -desde el cine X-, el blush 'Sin' (Pecado), que me transporta con Marlene Dietrich a Sed de Mal, o la barra de labios rosa piel llamada 'Cruising' (sexo en espacios públicos), por ejemplo.

Sin embargo, la revolución de los nombres más ingeniosa, y a veces complicada de exportar a distintas culturas e idiomas, es la de frases y expresiones coloquiales como I´m Not Really a Waitress' (No soy en realidad la camarera -popular en California-) o Thank Glogg It´s Friday (parafraseando el título de la película de Donna Summer. Aquí podríamos llamar a un lipstick 'En tu casa o en la mía' y cualquier cosa que se nos ocurra.

La nomenclatura diferente y cultureta da para mucho, hasta el punto de que los nombres en esta onda se pueden agrupar por claves cinematográficas, góticas, sexuales e incluso gastronómicas. Kat von D posee unos tonos de labios mate preciosos, Lolita y Nosferatu, inspirados en películas fundamentales, y otros como Requiem y Vampira, tétricos. NARS hace lo propio con sus tonos de labios 'Belle de jour' y ´Viridiana´, de homenaje a Buñuel. Una marca menos conocida en España como BITE ha lanzado un tono maravilloso llamado ´Gazpacho´, mientras que MAC Cosmetics ya nos había regalado colores como Chili o Shitake, lo que se merece un brindis. Y los frikis del tema incluso llegamos a imaginar posibilidades y nombres que aún no existen, divertidos o irónicos según nuestro íntimo punto de vista.

Sea cual sea el nombre, finalmente la calidad decide. Tonos como ´Lolita´ y ´Orgasm´ venden cantidades astronómicas y no es por el escándalo: embellecen de veras.

Nota: Las menciones a marcas y productos no llevan aparejada ninguna contraprestación.

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2016 - 12:13 h