Black finde

.

He pasado el ´Black Friday´ sin comprar absolutamente nada. Bueno, no: este 27 de noviembre adquirí sin descuento una caja de blancas pastillas de paracetamol de un gramo, genéricas para más señas. Estoy como rabiosa. ¿Quizás por faltar a la gran cita del shopping? No. Exactamente no será eso, sino el ´Black Friday´, el ´Black Weekend´ (Findenegro), el black todo, gregario, compulsivo y falsamente democrático de las ofertas prenavideñas, que situaría en la cara negativa, frente al contraste positivo de la fiesta consumista que permite ahorrar un montón de euros se compra con cabeza.

´Black Friday´ me ha puesto a cavilar. Primero. Es muy fácil acabar picando y precisamente piqué la víspera del 27N al enamorarme de la paleta de Urban Decay de Gwen Stefani y poder conseguirla un 20% más barata antes de que volara. Y segundo, no todo lo que se necesita está disponible ni lo ofrecen con un sustancioso descuento. Mi respuesta ha sido someter a juicio al viernes negro.

Desde el ministerio fiscal se puede argumentar bastante en su contra. Porque... ¿Está España para tirar cohetes de ´Black Friday´ cuando para miles de personas sin trabajo ni ingresos gastar en regalos es ciencia ficción? ¿Y esto de adelantar las compras para ahorrar no significará gastar más al comprar más veces? ¿O cómo saber si las ofertas son realmente ventajosas?

En contraposición, la defensa esgrime que cuando se planifican bien las compras de ´Black Friday´ es posible ahorrar un nada despreciable dinerito. Además, al comercio de cercanía le urge una movilización del consumo que llene las cajas registradoras y sirva para pagar las nóminas de quienes trabajan en este sector. La campaña de Comercio Córdoba refleja perfectamente lo que está en juego.

Como he tenido un ´Black Friday` soso, aunque en realidad no me quejo de ello, compartiré algunos sitios alejados de la fiebre consumista donde invertir bien cada euro salvado de tirarse en tonterías. Regalando juguetes a través de Cruz Roja, por ejemplo, facilitando derechos como la protección de la salud y el refugio con Médicos Sin Fronteras y Acnur, o ejerciendo nuestra solidaridad con los más cercanos en Prolibertas.

Sigo cavilando sobre mi ´Black Friday´ raro, de empacho y abstinencia. Black is black, desde luego. Pero ¡ojo!, que el Cyber Monday está a la vuelta de la esquina, o de un click.

Etiquetas
Publicado el
28 de noviembre de 2015 - 09:45 h
stats