Remedios naturales... para un otoño feliz

(Extraído de los famosos de Tony Sanmatías, consejos que recopiló en cuatro libros y presentó con gran éxito en TVE-1 durante más de doce años)

Bien es cierto que para todo ello existen remedios médicos y dermatológicos, en los que se deben confiar. Pero como existen muchas personas que prefieren los remedios naturales, y más si son caseros, para eso están mis Tony-Trucos, esas soluciones eficaces y basadas en recetas de la abuela o en fundamentos de naturalistas expertos, a veces tan válidos o más que los de la medicina oficializada. Y, por si fuera poco, ¡¡tan baratos y a la mano…!!

Aunque este invierno te iré ofreciendo algunos más, hoy te dedico estos que te serán útiles para solucionar algunos problemillas tan típicamente invernales que ya empiezan con los primeros frescos otoñales...

Ahí van:

¡¡ME HE QUEDADO AFÓNICO…!!

No te preocupes y haz lo siguiente: Aparta ½ vaso de vino tinto y caliéntalo ligeramente. Ahora, bébelo muy despacio, a pequeños sorbos y deja un sobrante para hacer unas gárgaras finales. Después, cada dos horas, y hasta un máximo de tres veces, repite las gárgaras solamente. ¡¡Y, tararí que te vi; la afonía por donde vino se ha de ir!!

CON UN RAMITO DE VIOLETAS…

Las flores de violeta obran milagros en los estados catarrales. Hierve un par de puñitos de ellas en ¾ de litro agua durante un par de minutos; retírala del fuego y dejar macerar 20-30 minutos. Finalmente, filtra el preparado y endúlzalo ligeramente con miel o azúcar moreno (de caña) y procede a tomarlo en dosis de una taza cada dos-tres horas, siendo la última toma justo antes de acostarte.

HOJAS DE LAUREL PARA EL RESFRIADO

Según el doctor Leclerc (USA), "las hojas de laurel es un excelente remedio contra resfriados y problemas bronquiales, especialmente si es mezclado con una parte de corteza de naranjo. Realizar con ambos una cocción de 10 minutos, dejar macerar hasta estar temperado para beber. Colar y tomarlo en dosis de una taza cada dos tres horas". Y añade el citado doctor "que las infusiones de laurel también son ideales contra dolores musculares, estados reumáticos y contra las agujetas (cristalización del ácido láctico en los músculos).

¡¡TENGO TOS Y NO RESPIRO BIEN!!

Contra la tos (y también para aliviar los ronquidos), es infalible cortar una cebolla en cuatro partes y dejarla por las noches, sobre un plato, encima de la mesilla. ¡¡Y a dormir como un lirón!!.  Y para respirar bien, nada mejor que preparar un vaso lleno de vinagre y diluir en él 2 cucharadas de sal de cocina. ¡¡No beber!!. Bastará que por las noches coloques este preparado en el suelo, alineado a tu cabeza, y verás como a los pocos minutos respirarás ampliamente y sin molestia alguna.

MANOS SECAS, AGRIETADAS O ENROJECIDAS… ¿QUÉ HACER?

La miel es un excelente aliado de la belleza y también de la salud. Tiene poderes cicatrizantes y suavizantes cuando la aplicamos directamente sobre la piel. Dejar actuar durante 30 minutos y aclarar con agua tibia, repitiendo la operación hasta solucionar el problema. Prueba sus efectos este invierno contra sabañones y las manos resecas por el frío invierno. Incluso en forma de mascarilla en la cara es fenomenal.

Otro Tony-Truco eficaz para lucir unas manos bonitas en este invierno es la avena en polvo mezclada con leche entera. Procura que la mezcla quede espesa. Aplica sobre tus manos y después las enfundas en unos guantes de algodón finos. Deja actuar durante ½ hora, tiempo que puedes aprovechar en pensar algunas tretas para que el pariente te invite a cenar). Finalmente, enjuaga con agua tibia y seca tus manos ligeramente y, finalmente, aplícales una crema o aceite de baño.

SOLO PARA TUS LABIOS

Ya hemos hablado de los efectos suavizantes de la miel. Pues, para los labios resecos es ideal para solucionarlos en un plis plás, vamos, casi de inmediato, de ser ecológica. Te bastará con aplicarla en tus labios en esos ratos perdidos o por la noche, antes de acostarte, y déjala actuar por ella sola. ¡¡Y ten cuidado!! Que tienes la miel en los labios y el pariente está cerca, y ya sabes… Pero no te importe si te come la miel y los labios. A él también se le suavizarán, de paso, los suyos, aunque más lentamente, claro…, mientras te proporciona en ellos un buen masaje labial.

LA PUNTA DE LA NARIZ… ¿RESECA? ¿CON BRILLOS O ROJECES?

Cono resalta, la nariz es algo en lo que uno se fija más en otras personas. Y, ¡¡anda…, que si la tiene rojiza, con brillos o reseca…, ahí es nada!! Siempre parece que abulta y afea más de la cuentas. ¿Verdad? Si está reseca, tratarla como a otra piel ajena a ella, aunque de iguales características, me refiero a fina y delicada. Y si tiene brillos y/o rojeces, prueba con aplicaciones de agua caliente y seguidamente fría, y así durante unas diez o doce veces. Se puede completar la acción con algún tónico facial posterior o, simplemente, con agua de colonia en toques con un algodón, sin aclarar después. Prueba también con zumo de limón rebajado con agua a la mitad o con agua de rosas (en farmacias y herbolarios), siempre en pequeños toques antes de acostarte y sin enjuague posterior.

¡¡Y FELIZ INVIERNO!!

Etiquetas
Publicado el
24 de noviembre de 2015 - 05:16 h
stats