¡Bienvenido, té verde!

Antes de nada, perdonadme que haya faltado a la cita que mantengo con vosotras/os en estas dos semanas anteriores con el compromiso de mis artículos. Un problema en los cartílagos y tendones de mis manos me lo ha impedido y que viene a causa de por cuanto las he esforzado en mi oficio como peluquero. Así que, entre otros alimentos e ingestas líquidas, me prohibieron el café, recomendándome que lo cambiara por el té verde por cuantos motivos beneficiosos tiene para el organismo y la belleza en general, lo que hoy quiero transmitiros sin más demora.

Acelera tu metabolismo perdiendo peso

Sin duda, el té verde es un gran aliado para lograrlo. Según me indicaron los especialistas en nutrición, el té verde acelera metabolismo por los suplementos quemadores que de grasa contiene. Acostúmbrate a tomar una taza diaria de té verde, junto a un estilo alimenticio paralelo a otros hábitos alimenticios saludable de vida, y observarás como disminuye la grasa de tu cuerpo.

Ayúdate a combatir las infecciones

Bien es sabido que café deje mal aliento bucal. Cámbialo por el té verde y te ayudará a eliminar la catequina (o catechina), un antioxidante polifenólico que procede de las plantas y muy principalmente en el té verde), a la vez que a frenar la proliferación de streptococcus mutans, la bacteria más dañina que se aloja en la boca. Y no termina ahí, porque la catequina también mata a otras bacterias, a la vez que inhibe el virus de la influenza, haciendo que tu organismo esté más saludable.

Disminuye el riesgo de diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 afecta a alrededor de 300 millones de personas en todo el mundo, pero el té verde puede ser utilizado para combatir esta enfermedad, según se ha estudiado clínicamente, siendo el té verde quien mejor reduce la sensibilidad de insulina y los niveles de azúcar en sangre, quienes llevan a disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Disminuye el riesgo de contraer cáncer

Los estudios anteriores también certifican que las mujeres que toman regularmente té verde tienen un 22% menos de posibilidades para desarrollar cáncer de mama, pues parece ser que los antioxidantes presentes en el té verde contrarrestan el daño oxidativo que puede causar el cáncer.

Disminuye el riesgo de contraer Alzheimer o Parkinson

Parece ser que el té verde fuera prodigioso. No solamente disminuye los riesgos de las enfermedades anteriores, sino que también disminuye la probabilidad de desarrollar Alzheimer o Parkinson, las dos enfermedades neurodegenerativas más comunes. Esto es gracias a la catequina presente en el té verde, ya que protege a las neuronas.

Mejora tu libido

Si quieres ponerte "juguetona o juguetón", reemplaza el café por el té verde. La L-teanina presente en el té actúa como un mejorador de humor, incrementando los niveles de dopamina en ambos sexos.

Mejora la función cerebral y hazte más inteligente

Es sabido que el café estimula el cerebro, pero el té verde también lo hace. De acuerdo a lo que certifica científicos de la Universidad de Newcastle, el té verde ayuda a mantener activo el cerebro. Y, por si fuera poco, La L-teanina también ayuda a estimular la actividad cerebral haciendo que el cerebro funcione ampliamente, ayudándonos, a la vez, a estar más atentos y concentrados durante más tiempo.

Y esto no es todo. Porque si utilizáis una infusión de esta maravillosa planta sobre vuestro rostro (o en cualquier otra parte de vuestro cuerpo) dos tres veces por semana y dejándolo en él –o donde lo apliquéis- durante diez–quince minutos (para ser aclarado con agua posteriormente), os sorprenderéis ver cómo las toxinas faciales desaparecen, a la vez que lo tendréis más terso, limpio y suave.

¡¡Aleluya el té verde!!

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2016 - 07:39 h