“Ganemos Córdoba”

.

Esta tarde he llamado a Estrella Peso, la líder de Ganemos Córdoba, que se presenta a las elecciones municipales con un corderito en los brazos como cartel electoral, en un montaje muy precario de paint en el que vemos Alcaldia: así, sin acento. El número lo conseguí a través de un post en una red social en la que vendía un bolso bandolera.

La candidatura la completan su marido, su hermana, sus cuñados, su padre y su madre, entre otros, y no sería noticia si no hubiera apeado de la carrera municipal a Ganemos en Común Córdoba, por haber registrado con anterioridad el nombre, después de que el Tribunal Constitucional desechara el recurso de amparo presentado por esta formación, tras pasar por el contencioso administrativo y la Junta Electoral, que dio la razón a Ganemos en Común. Estrella se enteró durante una llamada de José María Martín en Radio Córdoba.

En 2015, Ganemos Córdoba consiguió 18.000 votos y 4 concejales, erigiéndose la formación de Rafael Blázquez, por entonces la cara más visible de la PAH en nuestra ciudad, en tercera fuerza política y un socio crucial para el binomio Isabel Ambrosio–Pedro García: con ellos sumaban los 15 concejales necesarios para conseguir la mayoría y el poder en el ayuntamiento.

Un año antes, tras el anuncio de Ada Colau de un movimiento Guanyem-Ganemos, Julià de Fabián, un empresario y concejal del pequeño municipio barcelonés Santa María de Palautordera, inscribió en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior "Ganemos", pocos días antes que el de la propia Colau, en un giro muy forocochero de los acontecimientos, según algunas fuentes, para obligar a la actual alcaldesa a integrarlos en la ejecutiva del partido.

La candidata Peso afirma que el partido "no es fake, sino una candidatura seria" y que cree "que no ha sido a cosa hecha ni para fastidiar a nadie" la coincidencia en el naming-eslogan de ambas candidaturas, sino que la llamaron "para formar el partido, que ya estaba constituido". No sabemos quién. Preguntada acerca del espectro político del partido manifiesta que "es de izquierdas, formado por gente obrera" y que aceptará el acta de concejal en caso de salir "para luchar por Córdoba" y que el hecho de ser discapacitada no la priva de ser "buena alcaldesa".

El programa, un documento de dos páginas, sin sangrar, escuetísimo, consta de siete puntos –desempleo, social, economía, medio ambiente, eficiencia digital, deporte y patrimonio y cultura- expresándose en términos de "como por ejemplo".

Sobre las tensiones surgidas con miembros y simpatizantes de Ganemos en Común afirma que ha recibido insultos: "Nos amenazan, dicen que nos van a avergonzar: para que nos echemos para atrás, pero si esto lo leen que sepan que yo seguiré para adelante porque no le tengo miedo a nada ni a nadie".

Esta mañana, Ganemos en Común se despedía del ayuntamiento apoyando los presupuestos municipales en el último pleno de sus cuatro ediles, con el gesto triste de un futuro incierto y el reconocimiento del resto de grupos municipales.

Estrella, su madre, su padre, su marido, sus cuñados y su hermana estarán en las papeletas de los colegios electorales el próximo 26-M, con su oveja en brazos, tribunales mediante. Sobre Ganemos en Común: lo que diga Rafa Ruiz, no comparto nada de lo que proponen. Han estado torpes con el tema del nombre, un eslogan populero fruto del momento político que tendrían que haber esquivado, pero la decisión del Tribunal Constitucional, con su perfecta argumentación, atenta contra el sentido común. Una decisión tomada a ceros y unos. Un disparate.

Etiquetas
Publicado el
15 de mayo de 2019 - 11:00 h
stats