Hipoteca, ¿tipo fijo o variable?

.

Los bancos, en este primer trimestre del 2017,  han empezado a subir su oferta en hipotecas a tipo de interés fijo, motivado por las últimas sentencias sobre las cláusulas suelo y, quizás, por una posible subida de tipos a medio plazo.

Si estás pensando en contratar una hipoteca, seguro que te surgirá la duda de contratar una hipoteca a tipo de interés fijo o a tipo de interés variable.

Pero no sólo hay que fijarse en el tipo de interés. Analiza las comisiones y requisitos que te exigen para cada tipo de hipoteca.

No es tan fácil decidirse, y más aún cuando te animan por parte del banco hacia una de las dos opciones.

Hagamos un ejercicio práctico, cuyo objetivo es que cada uno sea consciente de la decisión que va a tomar en función de sus circunstancias actuales y futuras.

Tomemos como ejemplo la compra de una vivienda por un precio de unos 120.000 euros. Solicitaremos una hipoteca a 25 años por un importe del 80% de su valor de compra.

Supongamos que la comisión de apertura sea la misma para ambos casos y partimos de la hipótesis de que no cancelaremos la hipoteca.

1º.- Opción hipoteca a tipo fijo.

Importe solicitado 96.000€, es decir, el 80% de 120.000€.

La cuota a pagar fija durante los 25 años es de 395,32€ a un tipo fijo del 1,75%.

Vamos a tener la tranquilidad de conocer durante los 25 años lo que vamos a tener que pagar, sin sorpresas.

Si nuestros ingresos previstos son estables o incluso, con subidas bien por IPC u otros motivos, conseguiremos tener mayor capacidad de ahorro y de pago.

2º.- Opción hipoteca a tipo variable.

Importe solicitado 96.000€, el 80% del valor de compra de 120.000€.

Plazo de 25 años, interés el primer año del 1,75% y revisión Euribor + 0,99.

Cuota el primer año de 395,32€.

En el segundo año, suponiendo Euribor al 0%, el tipo aplicado sería del 0,99%.

Cuota a pagar de 362,58€.

La probabilidad de que el Euribor permanezca durante 25 años a los niveles actuales no es alta, lo probable sería que en 5 años estuviera al menos, sobre el 1,5%.

La cuota a pagar sería entonces de unos 417,83€ aproximadamente.

Es a partir de este ejercicio cuando empezamos a pagar mayor recibo de cuota hipotecaria, que en el caso de hipoteca a tipo de interés fijo, incluso con la probabilidad de que en el resto de años suba el Euribor y suponga una subida de nuestro recibo de hipoteca a tipo de interés variable.

Este ejemplo, bajo supuestos probables, nos puede ayudar a tomar hoy nuestra decisión en base a las ofertas hipotecarias que aún podemos conseguir.

Un tipo de interés fijo al 1,75% es una opción interesante, un tipo de interés superior sería cuestión de volver a realizar este ejercicio.

Pero como siempre decimos, cada uno tiene unas circunstancias personales y profesionales que tiene que conocer para tomar esta decisión tan importante en nuestras vidas.

 

Etiquetas
Publicado el
19 de abril de 2017 - 21:10 h
stats