A la caza del dividendo

.

El Ibex 35 ha experimentado, desde finales de enero, un descenso considerable, perdiendo todo lo ganado en los primeros días de comienzo de año. Hasta finales de febrero ha perdido más de un 5%, y aún podríamos ver caer el Ibex 35 hasta los 9.300. Pero, como dice el refrán, no hay mal que por bien no venga.

Puede ser el momento, aprovechando esta caída, de construir una cartera de acciones cuyo objetivo sea conseguir una rentabilidad vía dividendos, rentabilidad que puede llegar a superar el 6% en algunos valores del Ibex 35 y del Mercado Continuo.

Cada año, numerosas empresas cotizadas en Bolsa reparten entre sus accionistas parte del beneficio obtenido a través de lo que se denomina dividendos.

¿Qué deberíamos conocer antes de decidirnos a invertir para obtener esta interesante rentabilidad vía dividendos?

El dividendo es el dinero que una empresa reparte entre la totalidad de sus accionistas. Para que haya reparto de dividendos, el importe y la fecha del pago de dividendos debe aprobarse en la Junta General de Accionistas a propuesta del Consejo de Administración.

No todas las empresas aprueban el reparto de dividendos todos los años, por lo que si vamos a invertir en la compra de acciones para obtener una rentabilidad vía dividendos, debemos informarnos de la política habitual de retribución a sus accionistas y de la previsión del dividendo a pagar.

Si buscamos rentabilidad vía dividendos debemos encontrar empresas que obtengan beneficios. Al ratio-porcentaje de beneficios que una empresa destina al pago de dividendos se le denomina pay-out. Cuanto más alto sea el pay-out  de una empresa, mejor para el inversor, ya que la empresa dedicará más dinero al reparto de dividendos entres sus accionistas.

¿Cómo calculamos nuestra rentabilidad vía dividendos en la compra de acciones cotizadas?

Rentabilidad  =  Dividendo/Precio compra

1º.- El precio de compra de nuestras acciones, cotización de la compra.

2º.- El importe de dividendo que decida repartir la empresa cotizada.

Pongamos un ejemplo.

Si adquirimos en Bolsa acciones de la empresa "SA" que cotiza a  20€, sin tener en cuenta los gastos de la compra ni comisiones, ese será valor de referencia para calcular nuestra rentabilidad.

Si la sociedad "SA" decide repartir en este año 2018 un dividendo de 0,80€, para calcular nuestra rentabilidad por dividendos tendremos que dividir 0,80 entre 20.

El resultado será 0,04, es decir, un 4% de rentabilidad en el año.

Y también lo normal es que el banco nos cobre una comisión por el cobro del dividendo que reducirá la rentabilidad real obtenida.

Cuando una empresa cotizada en Bolsa decide pagar el dividendo, debemos conocer que dos días antes del pago del dividendo la cotización descuenta dicho importe de la cotización al inicio de la apertura del Mercado.

Hay que informarse bien sobre la sociedad en la que deseamos invertir para buscar rentabilidad por dividendos, su histórico de pagos, su situación financiera actual, sus proyectos de inversiones, su situación de tesorería, etc.

Etiquetas
Publicado el
7 de marzo de 2018 - 14:32 h
stats