¿Tiene atractivo poner dinero a plazo fijo hoy?

El plazo fijo.

Hace ya algunos años -a finales del 2012- que en el mundo bancario se rumoreaba que el plazo fijo tradicional, colocar un dinero en un banco para cobrar unos intereses periódicos a un plazo  con una rentabilidad aceptable, estaba en vías de extinción.

Sin embargo los Bancos comenzaron con la llamada "guerra del pasivo" para captar dinero de sus clientes con ofertas de tipos de interés muy agresivas, casi sin sentido.

Tal fue la locura que en 2013 el Banco de España tuvo que imponer límites a los tipos de interés que ofertaban los bancos en función del plazo de tiempo y limitado a ciertas cantidades de cupo de dinero.

Fue así como los bancos ajustaron sus tipos a la realidad de la coyuntura económica, a mirar más por su margen de explotación y cuenta de resultados, y empezaron a bajar la retribución del plazo fijo tradicional a tipos nunca vistos.

Y sin embargo hoy, en el 2017 y con los tipos bajo cero, se siguen contratando por parte del ahorrador conservador depósitos a plazo fijo a un tipo de interés de media sobre el 0,35%.

 ¿Tiene sentido contratar una imposición a plazo fijo?

Y muchos estarán pensando que sí. De hecho la mayoría del ahorro se encuentra en estos productos bancarios a pesar de los tipos tan bajos que se están ofertando.

Podrían ser varias las causas por las que el ahorrador sigue apostando por este producto.

Por costumbre, pues siempre ha contratado plazos fijos en los bancos.

Por no querer asumir riesgo de pérdida de su dinero.

Por desconocimiento de otras alternativas de productos de ahorro (ejemplo: los seguros de ahorro).

Por haber tenido malas experiencias cuando ha contratado otros productos de ahorro inversión.

Y quizás se nos podría ocurrir algún que otro motivo más...

La realidad es que es difícil para el ahorrador conservador tradicional conseguir rentabilidad por su ahorro con la actual situación de tipos bajo cero sin asumir riesgo.

El panorama se puede ir complicando a medio plazo en el momento en que las entidades bancarias decidan cobrar por los depósitos a plazo fijo de sus clientes particulares.

¿Nos cobrarán por mantener nuestro dinero en el banco...? ¿O ya nos lo están cobrando vía comisiones...?

Antes de seguir contratando Depósitos a Plazo Fijo sería conveniente dedicarle unos minutos a reflexionar sobre los factores que nos van a condicionar a la hora de contratar un producto de ahorro inversión: riesgo, liquidez, plazo y rentabilidad.

No existe un producto o instrumento de ahorro inversión que nos garantice sin riesgo nuestro dinero con total disponibilidad y la máxima rentabilidad en cualquier momento. 

Los cuatro factores van a influenciar en nuestra decisión. ¿Nos compensa dejar sin poder tocar un dinero garantizado a un plazo determinando a cambio de un rendimiento casi nulo?

Esta es la reflexión que debemos hacernos antes de contratar un  plazo fijo.

Pero también debemos saber que:

  • El euribor está en negativo sobre el -0,08%.
  • El Bono español a 10 años renta sobre 1,40%.
  • Las Letras del Tesoro tienen tipos negativos.
  • O que el Ibex 35 tuvo una rentabilidad negativa del 2% en el año 2016.

Pero siempre nos quedará la alternativa de mantener el dinero a la espera de que surjan mejores alternativas de ahorro si no queremos asumir riesgos de pérdida.

Etiquetas
Publicado el
18 de enero de 2017 - 20:13 h
stats