¿Alquilar o comprar vivienda a partir de ahora?

.

Parece que la actividad económica puede ir poco a poco volviendo a cierta normalidad, pero el Mundo ya no será el mismo al que hemos conocido hasta ahora.

El ciclo inmobiliario tras el Covid-19 ya ha empezado a cambiar, la situación no es la misma, se han producido cambios en nuestras vidas que van a originar un cambio en la posibilidad de decidirse por un alquiler o por la compra de nuestra vivienda.

Conviene recordar que los precios de los productos y servicios dependen, en gran medida, de la oferta y demanda de dichos productos y servicios.

En los últimos años hemos observado como gran parte del stock de inmuebles se iba dedicando al alquiler turístico en detrimento del alquiler de larga duración, era un negocio muy rentable.

¿Qué puede pasar con el precio de la vivienda y del alquiler?.

Siguiendo la teoría de la oferta y la demanda, ya estamos viendo como muchos propietarios de viviendas turísticas no encuentran "clientes", se han visto obligados a ir pensando en destinarlas a alquiler de larga duración o a ponerlas a la venta.

Van a salir al mercado un número mayor de viviendas, oferta, tanto para destino alquiler tradicional como para la venta, en un momento en que van a encontrarse con un número inferior de inquilinos y de compradores, demanda.

Si hay más oferta que demanda, el precio tiende a bajar.

No va ser fácil encontrar un número de demandantes de alquiler tradicional como viviendas pueden salir al mercado del alquiler, pensemos que va a haber menor movilidad de personas a nivel global, menor número de estudiantes nacionales y de erasmus, por ejemplo.

Con la disminución de la actividad económica, descenso pronosticado y real del PIB en este año 2020, con un incremento en el número de demandantes de empleo sin ingresos y sin un medicamento contra la pandemia será muy complicado volver a la normalidad.

El arrendatario es ahora quién tiene la sartén por el mango, va a poder elegir entre más viviendas en alquiler y va a negociar el precio del alquiler.

Recuerda, a mayor oferta y menor demanda, el precio baja.

Esta bajada de precio en el alquiler no va a ser igual en todas zonas de una ciudad, va a depender de varios factores relativos a su precio inicial y de oferta viva.

Con respecto a la opción de comprar una vivienda, el razonamiento anterior prevalece.

Va a ser un buen momento para comprar y un mal momento para vender, según estudios recientes podemos ver bajadas importantes en precio de más de un 20%, incluso quizás más, todo va a depender de la necesidad de vender.

Veremos más viviendas que saldrán al mercado en venta, pero también no hay que olvidar que serán pocos los compradores que puedan optar a una hipoteca en su entidad bancaria.

Si ya estaba siendo misión casi imposible conseguir una hipoteca, a partir de ahora se complicará un poco más.

Si eres arrendador y tienes un bien inquilino, plantéate revisar su alquiler antes de que encuentre uno mejor.

Si tienes interés en vender una vivienda, piensa tranquilamente antes de rehusar la oferta de un posible comprador.

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2020 - 18:52 h
stats