El modelo “mittelstand” que Córdoba podría necesitar

.

Aunque fueran los malos de las pelis de Indiana Jones, y en fútbol, nos hayan dado para el pelo más veces de las que me gustaría, yo, soy muy fan de Alemania que queréis que os diga. 

Mi música favorita viene de allí, grupos como Kraftwerk, Isoleè, Can o Neu! o Richard Strauss ( herencia de haber visto 2001 una odisea en el espacio muchas muchas veces ). La ciudad en la que me hubiese gustado vivir en mi juventud está allí, Berlín. Ha sido cuna de científicos y pensadores que me fascinan como Einstein, Leibniz o Popper. El proyecto de la reunificación fue loable y probablemente fundamental para la concepción de la Unión Europea. Hasta en la comida son unos fenómenos, el día que un alemán os haga una barbacoa lo vais a entender.

Si hablamos de modelos de gestión económica, el Ordoliberalismo, creo que es uno de los fundamentos de lo que se conoce como "milagro alemán". En cuanto al modelo gestión sanitario, el modelo Bismark, tal y como ellos lo implementan (ya que son los creadores) es el más eficiente y efectivo para tener una sanidad universal y de la máxima calidad. Si hablamos de modelos de organización empresarial está el modelo Mittlestand que es lo que mantiene a Alemania como motor industrial no sólo de Europa sino del mundo.

La semana pasada se anunció que el podo digital de córdoba se iba a centrar en producir tecnología que posibilitase la digitalización de la industria 4.0 (que ya debería empezar a hablarse de que sea la 5.0..) ya que en Córdoba hay un incipiente y prometedor cluster de empresas dedicadas al frío y automatización industrial. 

Dado el contexto, y no limitándolo a él, hablar hoy del modelo que siguen las empresas mittelstand  alemanas podría ser interesante.

Este modelo surgió en Alemania a finales del siglo XIX y se diferencia fundamentalmente del anglosajón en que no está basado tan fuertemente en financiación, prima el trabajo colectivo frente al individualismo y miran a largo plazo en vez de buscar resultados rápidos.

El término define a empresas de medio tamaño, lo que aquí serían pymes, pero matizando los siguientes aspectos:

  • Suelen ser empresas familiares que crecen y cuya gerencia se externaliza  a profesionales o se cualifica a la interna debidamente. Los empleados están bien pagados, son leales y tienen un fuerte sentido de pertenencia. En cuanto a tamaño, son más medianas que pequeñas y su media suele estar en torno a los 150-300 trabajadores aunque pueden llegar hasta superar el millar de empleados e incluso cotizar en bolsa.
  • Son empresas de nicho e hiper-especializadas. Juegan a resolver un problema y sólo uno. Crean productos intermedios con baja visibilidad para el público general pero de gran calidad y que son la base de otros productos que juegan en primera linea. Tampoco son baratos, las economías de escala se las dejan a los que crean el producto final.
  • Se mueven por grupos y relaciones. Ya que ninguna produce un producto final están acostumbradas a las cadenas de colaboración. Cultivan y mantienen relaciones personalizadas y duraderas entre empresas que son complementarias y se necesitan.
  • Son conscientes de que la innovación marca la diferencia e invierten en ello significativamente. Mediante la I+D mejoran sus procesos y productos y se mantienen como líderes de su segmento hiperespecializado dentro de un mercado global.
  • Son largoplacistas. Al jugar en un nicho muy cerrado no tienen tanta competencia y no tienen la necesidad de propulsarse meteóricamente mediante el capital y la deuda. Pueden evolucionar a fuego lento, apostar por la calidad de producto, empleados leales con visión de carrera y proporcionar un gran servicio posventa para favorecer una relación duradera con el cliente.
  • Visión Internacional. Dada su hiperespecialización tienden a convertirse en la empresa del mundo que mejor hace algo. Normalmente, como venden algo muy concreto necesitan un mercado grande para poder desarrollarse. De ahí que desde el primer momento estas empresas tengan vocación global y exportan al extranjero más de lo que venden en su país.
  • Actúan de forma distribuida y a nivel local y esta es una de sus claves. Estas empresas suelen fundarse y mantienen su actividad en localidades fuera de las grandes urbes. Esto les permite evitar confrontaciones con las grandes empresas y establecer lazos fuertes con una comunidad. Esto repercute muy positivamente a ambas partes ya que en dichas comunidades suelen existir universidades y escuelas técnicas que producen profesionales cualificados y de alta especialización. Por su lado las empresas proveen empleos a la localidad y contribuciones financieras a estas instituciones. La mezcla además, produce un fuerte sentimiento de pertenencia, visión conjunta y colaboración.

Seguramente pienses que eso ya pasa en  empresas de aquí y seguramente es cierto para algunas. Pero copiar y basarse todavía más en este modelo de éxito puede ser una de las claves que impulse el renacimiento de nuestra ciudad.

La ventana de Overton.

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 17:51 h