¿Quién está incendiando la ciudad?

Imagino que se habrán hecho la misma pregunta que yo: ¿Quién está incendiando la ciudad? Carezco de estadísticas sobre incendios en años anteriores para comparar si el verano de 2013 está siendo especialmente caliente en cuanto a la proliferación de fuegos y conatos por la ciudad, pero la impresión es que o ahora nos esteramos más de los incendios gracias a las redes sociales (especialmente por la inmediatez de Twitter) o alguien o muchos le están pegando fuego a la ciudad.

El Puente del Arenal lleva ya dos semanas cortado al tráfico por el incendio de uno de sus pilares. La Policía Nacional está investigando cómo se pudo originar una inmensa fogata que ha acabado por afectar, ya veremos si mucho o poco, a su pilar central. Córdoba lleva dos semanas sin poder usar uno de sus principales nudos de comunicación, y puede que sea más tiempo.

Desconozco si este incendio fue intencionado o no, pero los indicios apuntan a que sí. En Facebook han circulado fotos del antes y el después del incendio. En el antes, se ve una enorme pila de leña apilada en la pequeña isla que hace el pilar del puente. En el después, esa pila de leña ya es carbón. Además, es difícil pensar que un cristal o una colilla puedan llegar a provocar tan tremenda combustión.

Pero voy más allá: desde finales del mes de junio y en una zona que podríamos acotar como toda la zona Sur, han comenzado a arder madrugada sí y madrugada no contenedores y coches aparcados. También, se inician conatos y hasta pequeños incendios en zonas de pastos (algunas también próximas al río) y, por supuesto, en otras zonas de la ciudad. Por arder, han ardido hasta supermercados y viviendas, pero en estos casos el origen del fuego suele estar más claro. No así en aquellos incendios nocturnos que hacen trabajar a fondo a los bomberos de Córdoba. El viernes, sin ir más lejos, estaban apagando el fuego declarado junto al hospital de Los Morales cuando de repente comenzó a arder un supermercado en Miralbaida, y tuvieron que repartir efectivos.

Me atrevo a pensar (y a escribir) que alguien está incendiando la ciudad de manera intencionada. No sé ni quiénes ni porqué, pero lo están haciendo. Lo único que espero (ya se detuvo a un pirómano por originar un fuego en el Camino de la Barca) es que alguien lo esté investigando y aclarando.

Etiquetas
Publicado el
20 de agosto de 2013 - 02:16 h