El Patio Popular

.

1-No me gustan las imágenes que veo últimamente de los patios. Veo las presentaciones de las guías y está el alcalde rodeado de cuidadoras y cuidadores como en una fiesta de fin de curso, y toda la iconografía de la Córdoba eterna. El atril con el símbolo de Cajasur, el casino donde las elites inmobiliarias, católicas y de la casta política se repartieron la ciudad, y ahora se suma la Córdoba Luze o como se llame, otra que viene al festín de lo público. Los dos buques insignias de la prensa cordobesa de los pies a la cabeza hacían de promotores, regalándole la enésima portada al poder en quince días, a cual más vacua y más periodísticamente infundada. Allí estaba toda la fauna estilo "remordimiento" que diría mi amigo Harazem, y que fundó la transpolítica Rosa Aguilar, que ahora se arremolina en torno a su espacio más natural, el tardofranquismo castizo.

El mundo está lleno de paradojas y en cuanto que los patios han conseguido ser patrimonio inmaterial de la humanidad se ha intensificado un saqueo que los convierte en patrimonio de unos pocos, como mandan las cordobesas tradiciones. Fácticamente se han convertido en un recurso turístico de hoteles y restaurantes, que los explotan inmisericordemente gracias a la inversión de las cuidadoras ( mi respeto y reconocimiento) y todxs nosotrxs; y simbólicamente se lo está apropiando el PP, que los ha convertido en su photocall preferido, de forma que uno ve un geranio en una blanca pared y ya lo asocia a alguno de esos rostros que nos atormentan, un bestiario cordobés que un día habrá que glosar. Toda la dignidad, la pobreza, la intimidad y la vida de los patios convertida en la peor postal, la más limitada y huera de las Córdobas posibles.

2-Hablo con un amigo y me dice que no comparte la mística de los patios. "Todo eso de lo que habláis ya no existe. Algún día existió, aunque había más miseria que otra cosa, pero ahora son sólo decorados de la gente con algo de dinero. Incluso en los patios de las comunidades de adosados que se han construido nadie habla con nadie, están muertos". Tiene razón, pero nosotros también. Me interesan los patios más como promesa que como ninguna otra cosa, los patios son sitios donde no hay trabajo por cuenta ajena, ni consumo, se puede hablar , o comer, o cualquier inutilidad. Ya no hablamos en los patios, pero nos sentimos mal por ello, y pensamos "deberíamos aprovecharlos", esos patios muertos, vacíos, nos dicen que no vamos bien, que ese vacío del patio es el nuestro, y nos retan una y otra vez a que saquemos la silla y nos sentemos a esperar a que otro repita el gesto. Mientras exista el patio existe la posibilidad de que eso pase, y donde se ponen dos sillas se ponen doscientas y entonces ya no sabemos qué puede pasar. Hay que reivindicar el vacío, lo fallido, porque es donde pueden pasar cosas, ahora casi todo está saturado y en la saturación es dificil obtener más que ruido, redundancia. Lo que más me interesa de los patios es esa promesa de lo posible, ese recuerdo de que otras veces la gente se puso a hablar y terminó liándola, o si no, terminó hablando, compartiendo, amándose, defendiéndose mutuamente. Hemos convertido los patios en sitios de paso, pero en los patios no se pasa, se está, como en la vida, y hay que recuperarlos, que dejen de ser pasillos, photocalls, decorados, que existan para que, si no somos nosotros, alguien los recupere en el futuro.

3- En la imagen, Juan José Primo Jurado, subdelegado del gobierno y miembro del Partido Popular; el presidente de la Asociación de Amigos de los Patios Cordobeses , Miguel Ángel Roldán; y Salvador Fuentes, vicepresidente del Patronato Provincial de Turismo de Córdoba, y miembro también del PP. Los dos últimos firman un convenio  en noviembre del pasado año por el que financian el libro escrito por el primero, denominado "La Fiesta de los Patios de Córdoba, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad", libro de 22 páginas producto de una conferencia pronunciada en el Círculo de la Amistad, que es presentado en el mismo acto de la firma del convenio, en el patio de la asociación. Hay también una mujer, pero no consigo saber quién es ¿ Cómo te has quedado?

Etiquetas
Publicado el
5 de mayo de 2015 - 02:08 h