Sobre este blog

El blog de salud de Fepamic

Ictus, epidemia en auge

Usuarios de Fepamic Salud

0

El 29 de octubre se conmemora el Día Mundial del Ictus. El accidente cerebrovascular o ictus es uno de los motivos más frecuentes de asistencia neurológica urgente. En España es la segunda causa de muerte (120.000 españoles cada año), la primera en mujeres y la tercera en hombres, siendo además la primera causa de discapacidad adquirida en el adulto y la segunda de demencia.

Se produce cuando hay una ruptura u obstrucción en un vaso sanguíneo reduciéndose el flujo sanguíneo que llega al cerebro. Podemos llegar a afirmar que, por estadística, nadie está exento de padecerla, nos afecta a todos por igual.

Existen distintos factores de riesgo como son la edad, hipertensión, diabetes, sedentarismo, obesidad, tabaco, colesterol elevado, etc. que requieren de hábitos saludables para reducir la probabilidad de manifestarse. Igualmente, debemos tener en cuenta los factores que sí podemos modificar para disminuir el riesgo de padecerla.

Seguir una pauta adecuada no es complicado. Simplemente se deben seguir los consejos de los facultativos de Fepamic Salud para disminuir el riesgo de contraer la enfermedad.

En primer lugar, tener una alimentación saludable. Los últimos estudios muestran que tomar grandes cantidades de AOVE y frutos secos disminuye las probabilidades de sufrir complicaciones vasculares. También es igual de importante reducir el consumo de sal.

En segundo lugar, la práctica de ejercicio físico semanal reduce también la probabilidad. ¿Cuánto tiempo es aconsejable? Si realizamos ejercicio físico moderado, un mínimo de 150 minutos por semana, mientras que si es de alta intensidad, con 75 minutos por semana será suficiente. En ambos casos el ejercicio aérobico es el más recomendado (correr, nadar, montar en bici, etc.).

Relacionado con la alimentación y la actividad deportiva es controlar el peso corporal. Mantener un peso saludable va a prevenir enfermedades asociadas a sufrir enfermedades cardiovasculares. No olvidemos que el ictus está muy asociado a niveles altos de colesterol.

Una evidencia incuestionable e imprescindible es dejar los hábitos tóxicos como son el tabaco, alcohol y drogas.

De igual modo, controlar la presión arterial y tener un control médico de nuestra tensión va a disminuir el riesgo.

Somos sabedores de no poder controlar las causas naturales. Por ello, cuando sucede un ictus, la rehabilitación es primordial. Es ahí cuando entra en juego distintos tipos de profesionales de la fisioterapia, terapia ocupacional, logopedia psicología y nutrición.

En centro multidisciplinares como Fepamic Salud buscamos minimizar los déficits experimentados por el paciente y facilitar su vuelta a la vida diaria a nivel personal, social y laboral.

Las secuelas que sufren las personas tras un ictus pueden ser la pérdida de fuerza, trastornos visuales, trastornos del lenguaje y de la sensibilidad, dolor, rigidez, incontinencia, alteraciones psicológicas o deterioro cognitivo, entre otras.

Con los tratamientos rehabilitadores de la mano de expertos fisioterapeutas ayudamos al paciente desde que se encuentra encamado. El programa de rehabilitación después de un ictus comienza en las primeras 24/48 horas hasta la vuelta a su vida diaria o a su nueva vida.

No podemos olvidar que hay veces que las secuelas son irreparables. También tenemos un papel importante en la educación en salud y pedagogía a los familiares, ya que con nuestros especialistas sólo pasará unas horas, pero la rehabilitación debe de ser durante la mayor parte del día.

Dentro de la rehabilitación, el ejercicio activo por parte del paciente es vital, tanto ejercicio de equilibrio, coordinación, reeducación de la marcha hasta el ejercicio de fuerza que tanta evidencia científica tiene en la actualidad.

En todo momento y en todas las fases de esta enfermedad, los profesionales de la salud irán de la mano del paciente y familiares.

 

 Fdo: Carmen Moyano

Sobre este blog

El blog de salud de Fepamic

Autores

Etiquetas
stats