Valorar lo que tenemos

Cuando cumplí 18 años, como muchos jóvenes de mi edad, el sueño era salir de casa para irnos a estudiar lejos y no estar al amparo de las normas del hogar paterno. Eso sí, seguir dependiendo sólo económicamente pero poniendo mis propias reglas, gastarlo a mi criterio... pero era una independencia velada, de mentira vaya. Hoy vivo más independiente que nunca se podría decir, tanto así, que ni siquiera estoy en el mismo país que mi familia. Tan lejos, te das cuenta de que aquellos tiempos en que dependías de tus padres no eran tan malos como el fulgor de la adolescencia te hacía sentir, que tenías de todo y más... Vivir en tu casa, con la comida de tu mami, ella te ponía la lavadora y quitaba las manchas... ¿La contrapartida? Era mínima, sólo eran unas condiciones que nos convertían en adultos, en personas responsables y más centrados en nuestros objetivos.

Hay que valorar lo que tenemos antes de que sea tarde. Le está pasando lo mismo a los catalanes que a ese joven adolescente deseoso de hacer las maletas e irse de casa de papá. Las elecciones de ayer dan la victoria a esos que quieren largarse del amparo de España, pero no piensan bien en las consecuencias, sin embargo, su victoria de ayer es agridulce.

¿Qué piensan hacer para convencer a la otra amplia mitad de catalanes que quieren seguir siendo españoles y catalanes y lo demostraron en las urnas? ¿Van a seguir de rabieta por mucho tiempo? Cuando había una discusión en casa, te sentabas a hablar, a tratar de negociar. ¿Lo harán ahora que han montado todo este show ambas partes? 

Sinceramente, convertir unas elecciones autonómicas en un plebiscito independentista es un circo de dos pistas que se podrían haber ahorrado, no lleva a ningún lado. ¿Qué han votado los expatriados catalanes (y que son españoles) que viven fuera del ombligo de la cuestión? He hablado con algunos en México que no están de acuerdo con salirse de España.... Es que con distancia las cosas se ven de otro color y quizás uno valora más lo que tiene, que puede no ser tan malo. Ahhh, eso sí, el gobierno catalán de Artur Mas se ha preocupado muy, mucho, de enviar papeletas a todas las embajadas del mundo para los catalanes que están lejos de la patria... la patria que sientan.

Etiquetas
Publicado el
28 de septiembre de 2015 - 05:36 h
stats