Lluvia de otoño

Los frikis de la meteo andamos estos días con cierto revuelo en vistas del tremendo borrascón que empezará a afectarnos a partir de la próxima madrugada. Un engendro de dimensiones oceánicas que dejará por el suroeste peninsular dos días de marcado tiempo otoñal. Dejados atrás aquellos días de falso verano, estos se han ido vistiendo de otoño desde el amanecer hasta el atardecer, cada vez más cortos, y que para aquellos como yo, que disfrutan del alegre arrullo del rascamiento del bajovientre fajo las faldas de las enagüillas, suponen un delicioso traspaso por el tedio del año laboral.

Lo que toca estos días es disfrute y gozo otoñal. Desde ya, lo que podría catalogarse como una baja secundaria del vórtice polar que enterrase en nieve a buena parte del noreste americano, se va a desprender hasta las inmediaciones peninsulares, sirviendo de atractor de una mucho más profunda masa depresionaria. La primera dejará una jornada de jueves gris y lluviosa, y la del viernes otra jornada igualmente gris e igualmente lluviosa, pero con la salvedad de que esta vendrá además acompañada del zarandeo de la arboleda de la ciudad. Un mal presagio para las barredoras de Sadeco, que muy probablemente tengan que emplearse a fondo durante el fin de semana, y una jodienda para los ñoños bucólicos que disfrutan del dibujo ocre que nos dan las hojas sobre el asfalto.

La pena es que la zona de Córdoba quedará un tanto al margen de donde se celebre la fiesta padre, que según puede leerse en la práctica totalidad de modelos meteorológicos, trazará su centro por la línea que une a Lisboa con el Golfo de Cádiz, dejando en el litoral atlántico peninsular, los efectos más sonoros de lo que a todas luces promete ser un temporal en toda regla.

Lo que viene después rolará a la calma, sirviendo de intermedio para el próximo frente de un otoño que hasta la fecha se está comportando razonablemente bien en lo que al agua se refiere. Punto medio de nuestro escueto otoño de mes y medio, que ya mismo enfilará su visión hasta las improbables nieves que puedan venir más allá de fin de año. Empieza ya la cuenta atrás para ir despidiéndonos del acortamiento de días y este creciente interés por pasar los fines de semana en el recogimiento del hogar.

Etiquetas
Publicado el
26 de noviembre de 2014 - 07:00 h
stats